Killer Karaoke: las pruebas más impactantes del estreno (Vídeo)

Escrito por

Killer Karaoke se estrenó ayer con un gran éxito de audiencia y fue el segundo programa más visto de la noche. Yolanda Ramos y El Langui ejercieron de padrinos en un programa donde los concursantes tuvieron que enfrentarse a descargar eléctricas, serpientes y gusanos.

La gran apuesta de Cuatro esta temporada se estrenó anoche con grandes datos de audiencia. Cabe recordar la expectación que rodeaba a este novedoso formato y sus atrevidas pruebas. Además ‘Killer Karaoke’ ha marcado igualmente el reencuentro de Patricia Conde y Florentino Fernández delante de las cámaras después de 12 años sin compartir proyecto. El programa fue el segundo más visto de la noche y se convirtió en el mejor estreno de un concurso en Cuatro. ‘Killer Karaoke’ consiguió reunir es su arranque a casi dos millones de espectadores (1.944.000) frente al televisor, lo que supone un 11,9% de share.

Anoche era difícil despegarse de la pantalla viendo algunas de las pruebas a las que se tuvieron que enfrentar los concursantes. El programa conducido por Flo y la sexy y elegante Patricia Conde puso a prueba los nervios de los concursantes enfrentándoles a gusanos, serpientes y descargas eléctricas. El estreno contó con dos padrinos de lujo, la humorista Yolanda Ramos y el rapero El Langui. Ellos mismos fueron víctimas y pudieron experimentar en primera persona alguna mala experiencia mientras cantaban. Pero los que realmente participaron eran 8 concursantes anónimos y cantantes amateurs que fueron a 'Killer Karaoke' para llevarse el premio semanal de 3.000 euros. Al final de la temporada los ganadores de cada semana competirán por llevarse un premio mayor de 30.000 euros.

El programa tuvo mucho seguimiento en las redes sociales, especialmente en Twitter, donde llegó a ser ‘Trending Topic’ mundial. Durante las dos horas de emisión mantuvieron un ritmo rápido que no permitió descansar al espectador. Para presentarse al público, todos los concursantes participaron en el ‘micro loco’, algo que no les resultó nada fácil ya que debían cantar lidiando con el agua que expulsaba el micrófono al mismo tiempo. Otros corrieron peor suerte y recibieron descargas eléctricas. Pero sin duda dos de las pruebas individuales fueron las que marcaron el programa. Pilar no podía dejar de cantar ‘Sobreviviré’ de Mónica Naranjo mientras descendía con un columpio hasta una piscina repleta de serpientes acuáticas y una boa. Pablo también fue víctima de una de las pruebas más fuertes. Este joven cantó ‘Besos’ de El canto del loco mientras le caían por la cabeza cientos de cucarachas y gusanos. Un programa de emociones fuertes, en el que el lema sigue siendo 'No dejes de cantar'. Veremos a qué situaciones insólitas se enfrentan los participantes de la semana que viene en ‘Killer Karaoke’... ¿Qué te han parecido las pruebas?