Killer Karaoke: Patricia Conde y Flo se besan en el tercer programa

Escrito por

Samanta Villar y Adrián Rodríguez apadrinaron el tercer programa de Killer Karaoke, en el que los concursantes se tuvieron que enfrentar a las temidas pruebas con animales o bailar sobre una bola gigante al estilo de Miley Cyrus. El momento álgido lo protagonizaron los presentadores con un inesperado beso.

Parece que ‘Killer Karaoke’ ha hecho caso omiso a las críticas por el trato que daban a los animales. Anoche impresionaron de nuevo al público con sus disparatadas pruebas, que pusieron en más de un aprieto a los concursantes. Aunque el momento más comentado de la noche fue el sorprendente beso entre Patricia Conde y Florentino Fernández. La guapa presentadora intentó hacer una broma a su compañero que no le salió nada bien, por eso él decidió vengarse dándole un beso que dejó a la propia Patricia de piedra. Los datos de audiencia mejoran en relación con la entrega anterior, anoche congregó a 1.448.000 espectadores, lo que supone un 8,4% de cuota de pantalla.

Si la semana pasada la actriz Usun Yoon y el ex de ‘Un príncipe para Corinna’ Yong Li fueron los padrinos de ‘Killer Karaoke’, esta semana fue el turno para la reportera Samanta Villar y el actor Adrián Rodríguez. Ambos, como ya viene siendo habitual, inauguraron las pruebas con el ‘micro loco’ que recibió a los concursantes con agua y descargas eléctricas. Parece que cada semana los guionistas se superan más, y anoche sorprendieron con algunas pruebas verdaderamente alucinantes. Arantxa llegó dispuesta a cantar ‘Wrecking ball’ de Miley Cyrus, pero acabó subida a una bola de demolición con la que fue zarandeada de un lado a otro.

También pasó un mal trago Raquel, una granadina que con los ojos vendados y dando vueltas en una ruleta rusa no dejó de entonar ‘Tómbola’ de Marisol. Los animales, más bien los reptiles e insectos, también tuvieron su lugar en el tercer programa de ‘Killer Karaoke’. Marina, una actriz de 26 años, cantar mientras salía y entraba de los compartimentos de un túnel lleno de gusanos, cucarachas, gallina, ratas, confeti y escorpiones. Carlos no tuvo tanta suerte como su compañera, ya que, ingredientes en mano, debió asegurar un menú degustación poco convencional. Potitos picantes, cebolla cruda, insectos fritos u ojos de vaca componían la cena que tomó ayer el concursante en el programa. Lo cierto es que seguramente, esta prueba no le dejó un buen sabor de boca, pero esto no impidió que el concursante cesase su canto. Después de ver el espectáculo de anoche ya estamos impacientes por conocer las sorpresas que tiene preparadas ‘Killer Karaoke’ para la próxima entrega. ¿Qué te parece el beso entre Patricia Conde y Flo?