Kim Kardashian: ¡Su impagable cepillo de dientes!

Escrito por

Kim Kardashian y su marido Kanye West llevan el lujo hasta su higiene personal con un cepillo de dientes que se sale del presupuesto de cualquier mortal. Descubre lo que vale cada uno de estos productos futuristas.

Kim Kardashian y Kanye West son esa clase de celebrities para las que el dinero ha perdido todo el significado. La fuente de ingresos de la pareja, sumada a su fama mundial, les permite lograr adquisiciones limitadas que la mayoría no podría comprar ni con todo el dinero del mundo. Cuando eres tan escandalosamente famoso, ni siquiera necesitas echar mano de las arcas del Tío Gilito que escondes en el sótano, ya que las marcas más punteras del mercado se van a pelear para regalarte su producto estrella y que lo luzcas frente a cientos de fotógrafos como le ocurre a Kim Kardashian en cada campaña de moda que protagoniza y que cubrimos en melty.es para nuestros lectores.

Kim Kardashian: ¡Su impagable cepillo de dientes!

Ya sabemos que Kim Kardashian cuida su escote al detalle, pero no nos habíamos metido en el baño de su matrimonio hasta ahora para ver los lujos que esconde la modelo y empresaria casada con Kanye West. Ambos utilizan el conocido como el DiamondClean de la marca Phillips, un cepillo de dientes electrónico valorado en 220 dólares cada uno (más de 170 euros). Pero si esta cifra te hace sentir miserable con tu cepillo de supermercado no sufras, ya que como indicábamos antes, seguramente la marca le haya ofrecido este producto a la pareja como obsequio promocional. Y es que no se consigue todos los días a la pareja más famosa del planeta para que hagan el marketing de tu empresa.

El modelo de Kim Kardashian es blanco mientras que el de Kanye West es negro. La pareja cuida hasta el último detalle de sus adquisiciones para no perder el glamour ni en los rincones más íntimos de su hogar. Ahora cada vez que veamos la blanca sonrisa de las dos celebrities, no podremos quitarnos de la cabeza el estratosférico precio de sus cepillos de dientes. Una de las novedades de este producto futurista de Phillips es que el aparato no necesita un puerto de carga como la mayoría de los cepillos electrónicos, ya que solamente necesita un baso especial que recuerda al recipiente donde guardan nuestros abuelos la dentadura mental. ¿Te gustaría tener uno igual?