Kim Kardashian: un selfie sin ropa interior provoca su momento más embarazoso

Escrito por

Kim Kardashian protagonizó un momento embarazoso en el último capítulo de su reality al posar para una foto para su marido sin ropa interior. Te lo contamos a continuación.

Que los selfies provocativos con una excelente manera de aumentar el saldo de followers en las redes sociales es algo que no debería pillarnos por sorpresa. Prueba de ello son los 16 millones de seguidores de Kim Kardashian, por los menos de 4 millones de Lady Gaga. Este dato es especialmente flagrante si atendemos a los méritos de cada una de las protagonistas para alcanzar tales cotas de reconocimiento. La parte negativa de estas fotos es que pueden provocar situaciones embarazosas como la que vivió Kim Kardashian este fin de semana. La ceebrity, cuyo posado en bikini ha sido uno de los más elegantes, estaba tomándose fotografías con un vestido bajo el que no llevaba ropa interior, cuando entró su hermanastro, Brody Jenner. A continuación te mostramos algunas imágenes del momento y la expectación que desató la celebrity en el Valentino Fashion Show.

Más noticias sobre Kim KardashianKim Kardashian: la delgadez, su obsesión continuaKim Kardashian: en bikini también se puede ir elegante

Ocurrió en la grabación de su reality, ‘Keeping up with the Kardashians’, durante los días de descanso que la familia está pasando en Tailandia. Kim estaba con su hermana Khloe tomándose fotografías con un vestido semitransparente bajo el que no llevaba ropa interior. Khloe reconoció entre risas que estaba realmente harta de esta obsesión de su hermana por tomar fotografías de su cuerpo para provocar a sus seguidores.

Kim Kardashian, que tiene una doble que se gastó 30.000 dólares en parecerse a ella, se defendió alegando que las fotos eran para su marido Kanye West, que no está con ella en Tailandia, para que la sintiera cerca. Por eso se mojó la parte delantera del vestido, para no dejar nada a la imaginación. Pero, para su desgracia, no fue su actual marido el primero en disfrutar el homenaje, sino su hermanastro, que se quedó petrificado y apenas alcanzó a decir : “Kim, ¿qué estás haciendo ? ”. Ante esta situación embarazosa Kim Kardashian se tapó con los brazos, muy avergonzada : “Esto es realmente embarazoso. Me quiero morir”. ¿Qué te parece esta obsesión de las celebrities por los selies?