Kim Kardashian, Victoria Beckham y Miranda Kerr: famosas enganchadas al yoga

Escrito por

Chocolate, pan, croquetas y pizzas no suponen ningún obstáculo para que Kim Kardashian, Victoria Beckham o Miranda Kerr presuman de cuerpo 10. La redacción de melty.es te cuenta todo sobre las famosas enganchadas al yoga

El culto al cuerpo ha sido y es en el starstystem una obsesión casi epidémica. Las celebrities alimentan con su imagen perfecta está paranoia colectiva y de ahí que algunos de sus coachers se hayan convertido en auténticos gurús en Hollywood. Un ejemplo de mujer influyente por mantener su cuerpo intacto a los 44 años es la actriz Jennifer Aniston que en We're the Millers se marcó un striptease dejando al público boquiabierto y desatando la euforia por conocer su plan de entrenamiento. Una tabla de ejercicios a la que también está inscrita Kim Kardashian y sus curvas : el yoga. Te contamos todo en melty.es

La actriz patria Elsa Pataky es otra de las adeptas a esta disciplina, unos ejercicios que ayudaron a que se recuperara de su embarazo casi instantáneamente. Así lo compartió en el blog Elsa Pataky Confidential que aloja en Glamour.es : "Empecé a practicarlo hace 7 años en Los Ángeles. Junto a una amiga mía, conocí a un profesor increíble, Vinnie Marino, y si, lo menciono es porque es importantísimo el instructor que tengas para que sientas pasión por el yoga." La devoción por los gurús del yoga no es exclusiva de Pataky; Jennifer Anniston se ha declarado fan incondicional de Mandy Ingber, la pieza clave del escultural cuerpo de la ex de Brad Pitt, su asesora física y fundadora de la llamada 'Yogalosophy'. Kim Kardashian, por su parte, mantiene sus curvas a raya a través del Hatha, una modalidad del yoga que ha pretendido practicar con su marido Kanye West.

Victoria Beckham fue otra de las celebrities, que inducida por Jennifer Aniston, comenzara a practicar la Yogalosofía. Miranda Kerr, por su parte, presumió de cuerpo tonificado en cada una de sus apariciones para Victoria's Secret. A pesar de no volver a participar en su esperado desfile anual, la modelo no pierde la oportunidad de seguir planes de entrenamiento semanales de yoga, que además combina con meditación. Esta práctica le ayudó a recuperarse de su embarazo en tan solo 3 meses, algo que le permitió desfilar para la marca de lencería en 2012 con un restablecimiento de su figura casi milagroso tras dar a luz a su hijo Flyyn. ¿Crees que las famosas están obsesionadas con su silueta?