Kristen Stewart: Robert Pattinson bombardeado sobre su rumoreada homosexualidad

Escrito por

Robert Pattinson sufre en este vídeo el acoso de un grupo de paparazzi que bombardea al actor con preguntas sobre la rumoreada homosexualidad de su ex pareja, Kristen Stewart.

Robert Pattinson y FKA twigs pasaron juntos los Brit Awards anoche, pero lo que no habíamos podido ver hasta ahora es el acoso que recibió el actor por parte de los paparazzi en el aeropuerto de Los Ángeles antes de coger el vuelo a Londres. En el clásico momento caótico en el que una nube de fotógrafos sigue a la estrella de Hollywood hasta el siguiente punto infranqueable, el actor de la saga Crepúsculo recibió un bombardeo constante de preguntas acerca de la homosexualidad de su ex pareja, Kristen Stewart, después de que se publicasen en varios medios sensacionalistas algunas fotografías de la actriz con Alicia Cargile que consideran pruebas suficientes para plantearse su sexualidad.

Los paparazzi siguen intentando sacarle información al actor sin éxito en sus apariciones públicas. La última fue en la fiesta de Robert Pattinson y Michelle Rodríguez antes de los Oscar en el lujoso hotel de Chateau Marmont, pero el protagonista de la saga Crepúsculo supo escapar rápido del fuego cruzado de los flashes al introducirse en un coche. Más difícil lo ha tenido en esta última ocasión, ya que el camino del taxi hasta el ascensor se le ha acabado haciendo eterno al británico de 28 años porque el tema más recurrente entre las preguntas de sus perseguidores era la homosexualidad de Kristen Stewart.

Le preguntan sobre cuándo cree que saldrá del armario, si le sacará el tema personalmente a Kristen Stewart cuando la vea y otras formas de interrogatorio para conseguir el titular que necesitan para atraer a los fans de estos dos actores a las revistas más sensacionalistas. Con la única protección de un miembro de seguridad privada y una mujer que parece trabajar en su representación, Robert Pattinson llega a duras penas al ascensor mientras los paparazzi se tropiezan entre ellos e incluso acaban tirados en el suelo. Finalmente, la única respuesta que reciben del actor es un par de carraspeos y una sonrisa burlona cuando escucha la caída de uno de los fotógrafos. ¿Crees que debería haberles dicho algo?