¿Kristen Stewart y Red Hot Chili Peppers? California como punto de unión para orgasmos musicales

Escrito por

¿Qué tendrá Los Ángeles para darnos esa naturalidad y esa frescura que tanto nos transmiten sus artistas? Actores, músicos, deportistas, celebrities,... la lista de todo tipo de famosos es interminable, aunque hoy queremos destacar a una banda por encima de todas: ¡RHCP!

California es el nexo de unión de muchos, el anhelo por conseguir quimeras, una fábrica de sueños capaz de elevarte a las nubes, o bien llevarte a la ruina. Un lugar donde los deseos de muchos aspirantes a la farándula internacional se dan de golpe ante una realidad cruel. Pero hay unos pocos elegidos, los tocados por la gracia del señor del talento y la suerte, que recalan en esta tierra consiguiendo cumplir sus metas. Muchos de ellos, además, tienen la gracia de nacer en dicha tierra sagrada, regada de la gloria que desde el siglo pasado ha visto pasar actores como Leonardo DiCaprio, Angelina Jolie o la propia Kristen Stewart, así como bandas míticas como The Doors, Red Hot Chili Peppers o The Offspring, formación que ya pasó la semana pasada por nuestros orgasmos musicales. Agárrense fuerte, porque hoy os traemos uno de los grupos más genuinos de las últimas décadas. ¡Bienvenidos, RHCP!

En la fábrica de sueños, California, se unieron cuatro elegidos (aunque por la banda pasaron muchos más) a principios de los '80 para divertirse haciendo música, y experimentando con lo prohibido hasta la saciedad. Por desgracia esos años pasaron factura a esta joven y alocada formación, con la muerte de uno de sus miembros, el guitarrista Hillel Slovak, fallecido en 1988 con solo 26 años por una sobredosis de heroína, algo que comportó poco después la marcha del batería, y que hizo, en cierto modo, que la banda se replantease su presente, y a su vez, su futuro. Debemos estar más que agradecidos de ello, porque de no ser así, nos hubiésemos perdido algunos de los discos más importantes de la historia de la música como el Blood Sugar Sex Magic (1991), el Californication (1999) o el By the way (2002).

CALIFORNIA EN LA SANGRE

La banda nunca ha escondido sus orígenes. Es más, queda patente en multitud de gestos como su séptimo disco, ni más ni menos que titulado Californication; algunas de sus canciones como Dani California; o en constantes videoclips como el del primer single de su último disco de estudio, The Adventures of Rain Dance Maggie, ambos videoclips disponibles sobre estas líneas, y muy pero que muy recomendables.

ORGASMOS EN DIRECTO, ARRIBA Y ABAJO DEL ESCENARIO

El directo de Red Hot Chili Peppers está al alcance de unos pocos Dioses de la música, capaces de crear orgasmo musicales, como es el caso de Dave Grohl y los Foo Fighters, que pueden presumir de un directo también a la altura. Y así es, no nos cansamos de ver a Flea haciendo el pino tras marcarse mil escalas con el bajo, sin perder el ritmo de su nítido 'popping' y 'slap'; a Anthony Kiedis dar vueltas por el escenario como un niño loco correteando por el parque; a Chad Smith marcando el ritmo con un talento y una pegada fuera de lo normal; o al propio John Frusciante desvariando con sus solos nunca correspondidos y sus coros repletos de falsetes plenamente identificables (lo lamentamos mucho, Josh Klinghoffer, pero no nos gustas).

ENAMORANDO, DISCO TRAS DISCO

Junto a sus canciones más salvajes, hay una buena selección de temas tranquilos con una factura impecable capaces de conseguir enamorar a más de una pareja (de hecho, un servidor se enamoró de la suya entre discos de los Red Hot). Uno de los álbums que podríamos considerar como TOP de los californianos ya contenía tres baladas preciosas. Las archiconocidas 'Under The Bridge' y 'Breaking the girl', o la cálida y acústica 'I could have lied' (que podéis escuchar entre los vídeos seleccionados en el artículo). La lista es interminable: 'Californication', 'By the way', 'Otherside', 'Snow (hey oh)' o la menos conocida, pero no por ello menos impresionante, 'Desecration Smile', que hemos querido compartir con vosotros en sobre este párrafo. Preciosa, ¿verdad? Y a ti, ¿qué te parecen los orgasmos musicales con Red Hot Chili Peppers?