La que se avecina: Amador se convierte en el ‘capitán salchicha’ (Video)

Escrito por

Se avecinan nuevos quebraderos de cabeza para los vecinos de Mirador de Montepinar. La aparición de una grieta enorme amenaza la estabilidad del edificio, además Amador vive los sinsabores de lo que significa ser empresario y Doña Fina ha iniciado una batalla con los vecinos que parece que solo acaba de empezar.

Como ya te adelantamos en melty.es el episodio de esta semana prometía. Amador se ha convertido en el nuevo empresario de La que se avecina, Enrique ha decidido tomarse la justicia por su mano y la nueva vecina ha quemado la barca de Fermín. Después de la aparición de una grieta que atraviesa varios pisos del edificio, Enrique como presidente decide buscar al responsable. Va en busca del promotor, del técnico de ayuntamiento que firmó el permiso de obra y por último visita al arquitecto. Como ninguno de ellos quiere colaborar y ni aceptar su responsabilidad el concejal planea un chantaje. Para ello recluta a Raquel que tendrá que seducir al arquitecto, casado y con un hijo. Pero como siempre suele pasar el plan se complica y no acaba de salir como debería.

Por su parteAmador, después de su vuelta de la selva y de su sorprendente relación con Chusa que revolucionó La que se avecina decide tomar las riendas de su vida. Para ello, y apoyado por sus incondicionales amigos, decide convertirse en ‘empresario de la noche’ vendiendo perritos calientes en el parking de una discoteca. Pero no estará solo, Mayte decide ayudarle y junto a Lola le acompaña para atender el negocio. Una vez allí, aunque les cuesta arrancar al final consiguen atraer clientes pero como siempre algo sale mal. Amador, bautizado por sí mismo como ‘el capitán salchicha’, no tiene los permisos necesarios para la venta ambulante y cuando la policía se acerca a pedir los documentos este decide darse a la fuga con la autocaravana. En su huida deja malherida a Mayte que estaba en el techo de la caravana bailando para atraer a más clientes.

Pero los líos de los vecinos no acaban aquí ya que la guerra contra Doña Fina ha empezado. Como ya comentamos la nueva inquilina es algo siniestra y se está dedicando a hacer la vida imposible a los vecinos. Una simple disputa por el color de los rellanos acaba provocando una guerra abierta donde la anciana no ha dudado en quemar la barca a Fermín o rallarle el coche a Leo. Mientras tanto ‘la chupipandi’ sigue a lo suyo intentando aconsejar a Lola con su crisis matrimonial con Javi. Judith, que quiere sabotear la relación a toda costa, no duda en darle malos consejos y hacer terapia con ella para saber todos los detalles de sus problemas y utilizarlos en su contra. Como ya dijimos los líos y el desorden siguen reinando en La que se avecina que ayer volvió a ser líder de audiencia con 3.507.000 espectadores y un 22% de cuota. ¿Qué te ha parecido el capítulo?