La que se avecina: Amador y la cuqui, el pinchito de la discordia

Escrito por

Forman una de las parejas más catastróficas y desternillantes de la ficción de Mediaset, permaneciendo unidos, exclusivamente, por la desgracia que sin duda se ha cebado con ellos. ¿Seguirán 'los cuquis' juntos'?

Tratan de sobreponerse a todas las desgracias que vienen sufriendo y que continúan en los nuevos capítulos de la octava temporada de 'La que se avecina', no sin manifestar la crueldad de su situación. Amador y Maite han visto poco a poco como la 'perfecta vida' que habían construido se desmoronaba, convirtiéndose en una de las parejas más cómicas de la serie. Juntos protagonizan algunos de los momentos más peculiares y es que, fiel reflejo de una realidad que se ceba con familias a las que la crisis ha dejado en la precariedad económica, 'los cuquis' descubren el día a día del país pero a golpe de carcajada. Desde que Maite se quedara embarazada de Sergio, un vecino y actor, famoso por su personaje del doctor Ventura en 'La pecaminosa', su matrimonio nunca ha recuperado la estabilidad, y la pérdida del trabajo de Amador fue el primer paso hacia el declive familiar.

La relación de 'los cuquis' ha pasado por todo lo inimaginable. Tras varios meses separados y tirándose los trastos a la cabeza, Amador y Maite volvieron a casarse con la esperanza de recuperar a su familia. Sin embargo, la felicidad duró poco y las deudas hicieron que el banco les quitara su casa. Vivieron durante un tiempo en el piso de Izaskun Sagastume (Mariví Bilbao) hasta que la hija de ésta llegó a ocupar la vivienda, momento en el que 'los cuquis' pensaron en mudarse a una plaza de garaje con el pequeño 'ojos de pollo', estando el resto de sus hijos al cuidado de la madre de Maite. Cuando los niños regresan a su lado, no encuentran otra solución que irse a vivir al bosque, donde Amador permanecerá varios meses. La ausencia del 'león' y el ingreso de Maite en prisión hizo que los niños acabaran siendo dados en acogida, donde se encuentran mientras sus padres tratan de rehacer sus vidas en 'La que se avecina' para tratar de recuperar su custodia.

Pase lo que pase, lo que nunca falta entre ellos, además de los 'piropos' que suelen prodigarse el uno al otro, son los famosos 'pinchitos' que Eva Isanta (la actriz que da vida a Maite Figueroa en 'La que se avecina') confiesa que los fans de la serie le piden por la calle. Aunque los hemos visto separados, lo cierto es que la vida que ambos tratan de llevar por separado no los esgrime de ciertos momentos íntimos : cuando Maite se dedicó a dar masajes eróticos la presencia de Amador en una de las cabinas calentó el ambiente, al igual que cuando se encontraban arreglando la carabana para recibir a Patricia (Silvia Alonso), la asistente social encargada del caso de sus hijos. Aunque uno de los momentos más memorables últimamente fue en el camerino del famoso interprete del 'Mandanga Style'. Fermín creyó conveniente que 'la cuqui' relajara al 'capitán salami' con un pinchito de última hora... ¿Protagonizará la pareja más desgraciada de Montepinar nuevas escenas íntimas?