La que se avecina: capítulo 8, ¡Antonio Recio besa a otra mujer! (Review)

Escrito por

A pesar de que su experiencia en la universidad ha resultado ser más corta de lo que cabria esperar, el mayorista se ha llevado la mejor recompensa. ¡Te lo contamos todo en melty!

Antonio Recio ha hecho realidad uno de sus sueños en 'La que se avecina', pero no precisamente de la forma en la que él pensaba. Todo ha comenzado cuando Enrique le ha dado la idea a su amigo de que ingresara en un máster de marketing, con la esperanza de que ocupara en algo su tiempo y lo dejara a él tranquilo, pero poco ha durado la paz en Mirador de Monpinar. El mayorista iba decidido a adquirir los conocimientos necesarios para recuperar su imperio de las manos de Teodoro, su yerno, cuyas ideas han revolucionado el concepto de empresa que él llevaba practicando tantos años. El caso es que en clase no ha podido evitar enfrentarse a un profesor al que no le ha temblado el pulso a la hora de expulsarlo del máster cuando lo ha pillado copiando en el examen. Por suerte todo ha servido para que su compañera Andrea (Andrea Duro), le dé un beso de despedida. ¿Volverán a encontrarse?

La que también ha dado la bienvenida a una nueva chica es Judith, que trataba de llenar el hueco que dejó Rebeca tras marcharse de 'La que se avecina'. La psicóloga ha confiado en internet sin saber todos los problemas que le traería su nueva inquilina. Celia, la joven, ha resultado ser invidente, por lo que un perro guía la acompañaba en todo momento. El problema ha llegado cuando Fermín se ha propuesto robarle al animal para venderlo y sanear las cuentas de la comunidad, lo que ha supuesto un verdadero caos en el ático al darle el cambiado por un perro que no estaba amaestrado. Judith no encontraba la manera de echarla de su casa sin caer en la discriminación, pero ha encontrado la escusa perfecta cuando el novio de Celia le ha tirado los trastos y le ha hecho ver a la invidente que la situación era al contrario. Un nuevo desengaño para la psicóloga en 'La que se avecina', que parece incapaz de ser feliz. ¿Cuál será su próximo plan?