La que se avecina: 'mandanga' en Montepinar

Escrito por

Los vecinos de la comunidad más inaudita de la pequeña pantalla no desaprovechan la más mínima oportunidad para tirarse los tejos entre sí. ¿Cuáles son las parejas más sorprendentes de la temporada 8 ?

Que la 'chupipandi' de ¡La que se avecina' saque las armas no sorprende a nadie, ya que las solteras de la periferia luchan con uñas y dientes por encontrar al hombre de sus vidas. Ya lo vimos con el guardaespaldas de la alcaldesa, aquel 'men in black' que finalmente resultó más sapo que príncipe, y es que no hay 'buenorro' que se les resista a las 'desesperadas guarrillas'. La cosa es que, por más que lo intentan, las jóvenes triunfadoras no logran encontrar a los hombres de sus sueños y acaban cayendo con aquellos que no resultan del todo recomendables...

Por otro lado encontramos a Berta y Antonio, esa pareja decidida a protagonizar la boda del año de 'La que se avecina'. Después de muchas idas y venidas y tras los escarceos amorosos que ambos han protagonizado, el antaño matrimonio quiere darse una segunda oportunidad a bombo y platillo. Lejos quedan las aventuras de la devota con el conserje y sus intentos de rehacer su vida con otros vecinos, ahora, Berta solo tiene ojos para su marido. Eso sí, el pescadero/mayorista no quiere renunciar a sus 'aventuras' de soltero con todo tipo de 'putillas'...¿Le traerá esto complicaciones ?

Aunque si hay una pareja que se caracteriza por el uso de la 'mandanga' indiscriminada en 'La que se avecina' es la formada por 'los cuquis', Amador y Maite. El matrimonio más 'mal avenido' de Mirador de Montepinar no consigue rehacer su vida, aunque eso no es motivo para que no tengan algún que otro encuentro furtivo consecuencia de la escasez de ligues de ambos cónyuges. Un momento de estrés antes de un concierto, un masaje con final feliz o un simple roce en la caravana, cualquier excusa es buena para 'desfogar. ¿Conseguirá el matrimonio Rivas-Figueroa recuperar la chispa con la que incendiaron en su momento la comunidad?