La que se avecina: Raquel y Rebeca, dos rubias con un objetivo

Escrito por

Las dos bellezas de Montepinar luchan por encontrar al hombre de su vida, aunque parece que no es tarea fácil. A pesar de su 'éxito' con los hombres su príncipe azul aún no ha encontrado el camino de ida hasta sus corazones...

La 'mandanga' no es algo que falte habitualmente en 'La que se avecina', el problema es que los 'pinchitos' indiscriminados no terminan de hacer felices a las solteras de Montepinar, que ya andan buscando formar una familia y sentar la cabeza de una vez por todas. En el caso de Raquel Villanueva, los espectadores de la serie hemos visto cómo ha hecho una búsqueda más que exhaustiva de su 'hombre', pero tras el desengaño sufrido con Sergio Arias, no parece que vaya a levantar cabeza por el momento...¿o sí? Los nuevos episodios muestran a la exuberante rubia besando al hijo de Fina Palomares. ¿Encontrará por fin el amor ?

A juzgar por las imágenes, más de una de las chicas de la 'chupipandi' sacará las armas en 'La que se avecina' próximamente, ya que el nuevo inquilino, al que da vida Jesús Olmedo, causará sensación entre las desesperadas guarrillas. Lo raro es que sea Raquel, y no Rebeca, quien se hace con el 'chulazo', ya que la 'guarrilla picapleitos' suele triunfar bastante entre el género masculino. Desde que aterrizara en la exótica comunidad de vecinos ha conseguido quedarse a más de un codiciado soltero, como en el caso del guardaespaldas de la alcaldesa o del hijo de su amor de juventud.

¿Conseguirán las dos rubias encontrar el amor en los nuevos capítulos de la octava temporada de 'La que se avecina'? Aunque parece ser que lo seguirán buscando desesperadamente lo cierto es que el futuro no se presenta nada alentador para ellas. Como pudimos ver en el capítulo aniversario de la comedia de Telecinco, el éxito de la ficción radica en las desgracias a las que consiguen sobrevivir los estrafalarios personajes, por lo que podemos seguir pensando que las aventuras amorosas de Raquel y Rebeca no encontrarán próximamente su ansiado final feliz. ¿Quién será su próxima víctima?