La que se avecina temporada 8: capítulo 12, ¡Antonio a punto de matar a 'la vieja'!

Escrito por

Por fin ha vuelto la serie más desternillante de la parrilla televisiva y no han sido pocos los detalles de uno de los mejores capítulos de la temporada. ¡No te pierdas melty y te seguiremos informando de todo !

Ayer ya te avanzábamos que por la noche asistiríamos al regreso de la octava temporada de 'La que se avecina' con su capítulo 12, donde Raquel trataría de tirarse al hijo de Fina. Mañana hablaremos en melty de esa 'relación' y de la particular mala suerte que la rubia tiene con los hombres, pero hoy nos centramos en la 'vieja' más molesta de Mirador de Montepinar. Todo comienza con una denuncia de Fina hacia sus vecinos por haberle robado la lotería de Navidad, unos billetes con los que, recordemos, Nines huyó de la periferia hacia Brasil (aunque parece que sus planes se acabaron truncando...).

[Atención, Spoilers] En caso es que los vecinos comenzaron a ponerse nerviosos de nuevo y Antonio Recio, el 'pescadero-mayorista' de 'La que se avecina', volvió a experimentar el nacimiento de un 'plan genial' en su mente. Con un alambre transparente de pescar colocado estratégicamente en la escalera consiguió que Fina se precipitara al suelo, lo que provocó la incertidumbre de los vecinos. En medio de una junta, la vieja aparece sin más rasguño que una pierna enyesada y con su hijo Diego ejerciendo de cuidador. A pesar de que la caída no fue tan grave como había parecido, su 'enamorado' hijo no dudó en viajar desde Shangai para estar al lado de su adorada madre.

Con la llegada de Diego, Fina parece experimentar un repentino cambio de humor en 'La que se avecina' y de repente se muestra de lo más amable con todos aquellos que la rodean. Diego parece no entender por qué su hermana no la trata bien cuando su progenitora se desvive por todo el mundo. En el capítulo que ayer por la noche consiguió sentar a más de cuatro millones de espectadores frente al televisor, asistimos asombrados a la especial relación entre Fina y su hijo : él es la única persona que consigue que su madre sea un remanso de dulzura. ¿Volverá Diego a pasearse por Mirador de Montepinar?