Lady Gaga en Barcelona: "Sois mi reino"

Escrito por

El Palao Sant Jordi estaba completamente abarrotado. Miles de personas lo dieron todo mientras la gran diva Lady Gaga demostraba su estrecha relación con sus fans en el único concierto español de su gira "Born this way ball tour".

El segundo disco de Lady Gaga fue la banda sonora de un emocionante encuentro entre la diva y sus fans, en el que fue el único concierto español de su gira "Born this way ball tour". Canciones como "Highway unicornt", "Government hooker", o "Bloody Mary" marcaron el ritmo de la primera parte del concierto de Lady Gaga, que hizo su primera aparición bajo una armadura arácnida, algo que no sorprendió a sus fans, acostumbrados a las excentricidades de la cantante. Fue tan fiel a sí misma como podíamos esperar, y así lo demostró cuando irrumpió en el escenario montada en una Harley Davidson durante el tema "Heavy metal lover". Esta grandiosa idea le costó el sujetador, pero los fans apenas tuvieron tiempo de percibir el incidente, pues se enfundó rápidamente la camiseta del FC Barcelona y el Palau Sant Jordi se unió en una gran ovación por el gesto de la diva ante el Clásico. La star neoyorkina no dejó de dirigirse a los presentes, dedicándoles toda una serie de frases que no hicieron sino ambientar a un público que ya venía más que motivado de fábrica. "Soy vosotros", "Sois mi reino", "Tenéis un corazón enorme" fueron algunas de las amables palabras que Lady Gaga dedicó a su público, quien, a pesar de la dura situación económica se las arregló para estar presente en tan exclusivo evento.

"España, eres el futuro", continuó la pop-star, haciendo una clara alusión a las dificultades que atraviesa el país en este momento. Dos horas de show que no hubieran sido lo mismo sin los modelos elegidos por la diva para pisar el escenario. La gran diva cambió su atuendo más de diez veces. Todo un derroche de originalidad y excentricismo dignos de una reina del pop acostumbrada a servirse de la provocación como arma de destrucción masiva contra aquellos que se atreven a lanzarle un órdago. Así podríamos interpretar una de las puestas en escena de la artista, que vomitó en directo durante su actuación en Barcelona. Conociendo a la cantante, podría tratarse de una provocativa alusión al incidente protagonizado por el canadiense Justin Bieber hace apenas una semana, tan criticado en las redes sociales. Todo parecía apuntar que era un gesto de solidaridad con el joven cantante, pero Lady Gaga no tardó en confesar a sus más de 30 millones de seguidores en Twitter : "Rezaba porque nadie lo hubiera visto". ¿Solidaridad o provocación ?