LG G3 vs Samsung Galaxy S5: características y precio (Comparativa)

Escrito por

LG G3 y Samsung Galaxy S5, dos de los mejores smartphones del mercado cara a cara. Melty.es te trae esta exhaustivo análisis y comparativa de los dos dispositivos.

Desde melty.es queremos hacerte más sencilla la elección de tu nuevo smartphone y por ello te desgranamos al detalle las prestaciones del LG G3 y del Samsung Galaxy S5, dos de los smartphones más destacados del mercado. Ambas marcas han desarrollado unos teléfonos móviles de lo más completo, con un diseño y un rendimiento espectacular que les lleva a competir con lo mejor de Apple, de Sony, de Nokia o de cualquier marca. Conoce estos dispositivos milímetro a milímetro gracias a este completo análisis. Hace poco te ofrecimos una comparativa entre Galaxy S5, iPhone 5s, LG G3, HTC M8 y Xperia Z2.

Más noticias sobre LG G3Sony Xperia Z3 y Nokia Lumia: se filtran nuevas características

Comenzaremos describiendo las características generales de estos dos móviles. El LG G3 tiene una de las mejores pantallas del mercado de 5,5 pulgadas y como ya te contamos en el artículo LG G3 las cinco características que te harán comprarlo, con una resolución de 1440x2560 píxeles, una cámara espectacular de 16 megapíxeles y 149 gramos de peso. Por su parte, el S5 pesa algo menos, 145 gramos, tiene una pantalla de 5,1 pulgadas, con tecnología Super AMOLED y una cámara de 13 megapíxeles. En el interior ambos están 'movidos' por un procesador Snapdragon 801 a 2.5 GHz. Nos introducimos en el análisis de algunos elementos comenzando por la pantalla, uno de los puntos fuertes del LG G3. Ya hemos comentado las medidas y la resolución y queremos añadir que ofrece 538 píxeles por pulgada, la máxima resolución del mercado. Según LG esto equivale a la visión "real de la vida". Por otra parte, el Galaxy S5 cuenta con 432 píxeles por pulgada, una diferencia que no se percibe mucho al ojo humano a una distancia normal, hay que esforzarse mucho y de muy cerca para encontrar la distancia de nitidez entre los dos 'displays'.

En cuanto a la precisión del color, el LG se queda a 7100K (grados Kelvin, medida en la que se mide la temperatura del color) mientras que el S5 saca 8183K que deja un tinte bastante azulado. Por tanto, la pantalla del LG ofrece unos colores más aproximados a la realidad. En términos de brillo, apuntar que el G3 trabaja con unas muestras de brillo máximas de 455 nits, superior a las 442 nit del Galaxy, con lo que son fácilmente visibles aunque estén expuestos a la luz solar. Por el lado contrario, ante la oscuridad, el Galaxy puede llegar a trabajar a 2 nits, lo que permite un uso muy cómodo en la oscuridad; y el LG no puede bajar de 9 nits, algo más molesto para atender la pantalla sin luz.

En un segundo punto de estudio, nos hemos parado a ver cuáles son las prestaciones y la duración de sus baterías, algo que es cada vez más importante debido a la gran cantidad de procesos que realizan los smartphones. Debido a la capacidad superior de su batería, 3000 mAh del LG G3 por 2800 mAh del Galaxy, podríamos entender que la duración del primero es superior, pero esto no es así. Dado que la pantalla High Quality de gran densidad de píxeles por pulgadas (la mejor del mercado), el tiempo de uso total de la batería es de 6 horas y 14 minutos. En la otra esquina del ring, nos encontramos con que la batería del Samsung supera las siete horas y media, lo que supone una victoria en el rendimiento de la batería para el Galaxy considerable. En cuanto al tiempo de carga la diferencia es mínima, el LG consigue cargarse totalmente en 122 minutos, dos más que los 120 que tarda el S5. En cuanto al precio, comentar que el LG G3 ronda los 599 euros, el mismo coste que el Samsung Galaxy S5.

En tercer lugar, nos hemos esforzado en analizar la interfaz de cada uno de estos dispositivos. Se trata de dos espacios digitales bastante confortables por los que navegar. Sin ser nada espectacular, el LG consigue en su interfaz un diseño muy funcional y muy intuitivo que permite acceder a la mayoría de prestaciones sin más de tres clicks. En cuanto al Samsung más de lo mismo. Ambos han decidido innovar sobre el interfaz de Android buscando mayor amplitud en los espacios, dinamismo y ofrecer un espacio geométrico agradable para moverse. Comenzando por el G3 observar que mantiene las franjas de opciones y características, las cuales son movibles e intercambiables. Otro punto a destacar es la ventana doble que le permite ejecutar dos aplicaciones a la vez. Y la gran prestación que destacaríamos sería el Smart-Notice, un asistente personal de Google que se encarga de ofrecerte consejos útiles, por ejemplo : "No olvides el paraguas, va a llover" o que te recuerda un evento del calendario o que devuelvas una llamada perdida. Por últimos nos gustaría destacar el Kill Switch, que esperemos que nunca tengan que utilizarlo, es un sistema que permite desactivar y borrar el forma remota el contenido del G3 en caso de robo. Pero siendo el LG G3 uno de los Smartphones mejor posicionados para desafiar la profundidad de funcionalidades del Galaxy S5, este sigue dominando en ese terreno. El S5 ha recibido una actualización visual muy importante y lo ha hecho más atractivo. Las dos guindas del pastel son el sensor de huellas táctil y el nuevo monitor de ritmo cardíaco. Está claro que el uso del segundo tip está pensado para personas interesadas en controlar su información cardíaca, pero la primera puede atraer a muchos compradores. Bajando desde las guindas hasta la tarta añadir que permite la multiventana con el uso de dos aplicaciones de manera simultánea, el modo de una sola mano donde toda la interfaz se miniaturiza o el desplazamiento por páginas y listas sólo con el movimiento del dispositivo agitando el sensor frontal. Así pues, como hemos podido comprobar ninguna decisión en la elección entre estos dos Smartphones será errónea. ¿Tú con cuál te quedas?

Fuente : phonearena