Making a Murderer: Steven Avery y Brendan Dassey ¿hay pruebas que demuestran su inocencia?

Escrito por

Tío y sobrino fueron condenados por el asesinato de Teresa Halbach, con unas pruebas que muchos consideran no concluyentes, entre ellos sus abogados, que lo intentan demostrar.

Dos nuevos nombres relevantes se han añadido a la larga lista de policías, funcionarios y abogados de Manitowoc, involucrados en el caso de Steven Avery que cuenta la exitosa serie Making a Murderer en Netflix. Se trata de la abogada Kathleen Zellner y del especialista en casos de errores judiciales Curtis Busse. Hace unos días os contábamos que la abogada había encontrados dos nuevas pruebas para demostrar la coartada de Steven Avery y lograr su exoneración: la primera era el registro telefónico de Teresa Halbach, que demostraría que llegó a salir de la propiedad de los Avery; y la segunda, una persona con identificación falsa que entró en el recinto policial montado en casa de Steven durante la investigación. Pues bien, ahora es Curtis Busse, que se encarga de estar en contacto con la familia y recabar informaciones útiles, quien habla de la inocencia de Steven Avery. “Ni siquiera estamos buscando otro juicio, nuestro objetivo es la exoneración", dijo a la cadena de radio WIBX 950 AM según cita el portal Uproxx. “Zellner da mucha confianza y Steven también está seguro de que no tardará en salir de prisión. Estamos hablando de meses, quizá”, asegura Busse en unas sorprendentes declaraciones.

Ante estas palabras tan seguras, el locutor qué pruebas serían motivo de la exoneración de Avery, a lo que el especialista en condenas injustas comentó: “Los registros telefónicos y las pruebas de ADN tienen coartadas que no se demostraron. Zellner está llevando esto a otro nivel y está haciendo un gran esfuerzo para demostrar la verdad. Las pruebas demostrarán que la sangre del RAV4 y la edad de la sangre no coinciden entre sí”. Preguntado por una hipotética puesta en libertad de Steven Avery y su mudanza a otro estado (hay que recordar que pasó 18 años en prisión por un asesinato que nunca había cometido), Busse respondió: “Steven quiere pasar un breve tiempo en Wisconsin para estar con su familia y celebrar la exoneración. Pero luego planea mudarse, ¿para qué querría estar más tiempo allí?" Puedes escuchar la entrevista radiofónica de Curtis Busse en este enlace. Por su parte, la abogada de Brendan Dassey, sobrino de Steven Avery y también condenado por el asesinato de Teresa Halbach, intenta demostrar que Dassey no tuvo relación con el caso: “Creo que la confesión de Brendan Dassey sobre la violación y asesinato de Teresa Halbach es falsa”. Con estas palabras exculpaba Laura Nirider a Brendan de su relación, explicando en una larga conferencia que las tácticas policiales obligaron al joven de 16 años en aquel momento a declararse culpable. Esperamos una segunda temporada de Making a Murderer en Netflix para conocer todas las novedades del caso.