Malú, Megan Montaner, Sara Carbonero: adictas al cuero

Escrito por

Son guapas, son famosas y comparten un gusto sublime por la moda. No solo les gusta verse a la última, también esperan llamar la atención con un 'look' sexy que las impulse a lo mal alto. ¡Las chicas de moda apuestan por el cuero !

Ya lo comentaba hace unos días 'La Vanguardia' hablando de la sobrina de Paco de Lucía : Malú, la emblemática 'coach' de 'La Voz', es adicta al cuero. No hay un concierto en el que falte ese tejido que tan bien se adapta a sus formas, y es que si de algo puede presumir la guapa artista, además de un talento innegable, es un físico de escándalo (con el que ha conseguido enamorar a Gonzalo Miró). Aunque apuesta por vestidos cortos en las galas del 'talent show', con los que deja al descubierto unas piernas infinitas y perfectamente dibujadas, lo suyo son las 'chupas', los 'leggins' de cuero y las transparencias (siempre en negro).

Y no es la única adicta a 'lo duro' que encontramos en nuestras filas. Su compañera de 'prime time', Megan Montaner, encuentra en su personaje de Mercedes Dantés la excusa perfecta para lucir al más puro estilo de 'femme fatal'. La peluca negra que utiliza en la segunda temporada de 'Sin Identidad', y el despiadado carácter que se ha agenciado, le van 'al pelo' con una estética sexy que apuesta por el cuero en todas sus formas. Oscuro, para dar un toque aún más sensual al cañero 'look', Megan consigue competir con la imagen más atractiva de Malú, tanto en televisión como en el escenario.

La cara más habitual del cuero la encontramos en Sara Carbonero, a quien es más que común ver con unas elegantes chaquetas que le sientan de escándalo. Ni siquiera cuando estaba embarazada de Martín renunciaba a su faceta más atractiva, y es que la guapa periodista es una auténtica fan de uno de los tejidos estrella de todos los tiempos. No es vano se ha ganado la pareja de Iker Casillas un puesto en la lista de 'it girls', y es que Sara marca tendencia allá donde va. Malú y Megan, poco a poco, se van haciendo un más que digno hueco en esta carrera para la que la mediática mamá parece haber nacido. ¿A quién le sienta mejor?