MasterChef: Miguel Ángel el funerario, eliminado, Gonzalo en la cuerda floja

Escrito por

Miguel Ángel, uno de los aspirantes más queridos de MasterChef, abandonó este miércoles el concurso culinario de TVE. Las intolerancias alimenticias, el musical del Rey León y el cachopo fueron los protagonistas del programa, en el que ya comienzan los roces entre concursantes.

Miguel Ángel, el madrileño oficial funerario, se despidió este miércoles de las cocinas del concurso culinario que emite Televisión Española. Tras la despedida de Churra de MasterChef la pasada semana que te contamos en melty.es, los doce aspirantes a ganar el programa tuvieron que enfrentarse a un nuevo desafío nada fácil. La primera prueba de la noche fue el reto creativo en el que tuvieron que cocinar para personas con intolerancias alimenticias, así tuvieron que preparar pasta sin harina de trigo, flan sin huevo y croquetas sin leche. Marina fue la concursante que se llevó los mayores elogios por parte del jurado, consiguiendo la capitanía de uno de los equipos. Parece que a Gonzalo no le sentó nada bien que su compañera ganara la prueba, a juzgar por los comentarios que hizo durante la valoración.

Más noticias sobre MasterChefMasterChef: Daniel, el arquitecto, eliminado por arriesgar demasiado (Vídeo)

Junto a Marina, Emil fue el otro capitán para la prueba por equipos, para la que los aspirantes a MasterChef tuvieron que desplazarse a la Gran Vía de Madrid, al musical del Rey León. El segundo reto del programa consistió en preparar un menú de solomillo en salsa, con postre y té para 36 actores y bailarines del afamado musical. Marina tuvo que trabajar con los aspirantes que ella consideraba más débiles y ello le costó estar en la prueba de eliminación, junto a Emil, quien el jurado consideró que no había sido un buen capitán. Gonzalo y Cristóbal se perdieron este reto, pues fueron castigados con el delantal negro en la primera prueba y pasaron directamente al reto final.

La elaboración de un cachopo, uno de los platos más conocidos de la cocina asturiana, fue el último desafío de la noche y el que determinaba qué concursante sería el siguiente expulsado de MasterChef. Celia, la aspirante vegana, realizó el mejor cachopo de todos, para alegría del jurado del programa quien ve en ella una importante evolución. Por el contrario, Gonzalo y Miguel Ángel fueron los peores en esta última prueba. Finalmente, Jordi, Pepe y Samantha decidieron que este último era quien debía abandonar las cocinas del concurso. “Me hubiera gustado seguir en MasterChef pero me ha faltado ímpetu. He echado mucho de menos a mis niñas“, aseguró emocionado el madrileño a Eva González. ¿Crees que es justa la eliminación?