Megan Fox: 5 secretos que quizá no sabías de la actriz

Escrito por

Megan Fox es, además de una de las actrices más sexys del panorama internacional, una auténtica caja de sorpresas. La redacción de melty.es te revela a continuación cinco curiosidades de la protagonista de 'Transformers' que quizá no conocías.

Megan Fox, a la que vimos hace dos semanas luciendo figura con un diminuto bikini, es una de las famosas más atípicas del panorama internacional. Esta estadounidense de 28 años ha embelesado a la audiencia con el espectacular atractivo físico del que ha hecho gala en cada una de sus apariciones en la gran pantalla. Un cariño del que no goza en su entorno profesional, donde Megan ha sido duramente criticada por el equipo con el que compartió set de rodaje en 'Transformers'. Sus compañeros le dedicaron lindezas varias como "tonta", "maleducada", "grosera" e "insoportable". Estas descalificaciones surgieron a raíz de unas declaraciones de Fox en las que definió a Michael Bay, director de la citada superproducción, como un "auténtico Hitler". Esta es solo la primera de las cinco curiosidades de la actriz que quizá no conozcas y que la redacción de melty.es te revela a continuación.

Megan Fox: 5 secretos que quizá no sabías de la actriz

Una de las manías de Megan Fox tiene que ver con su rechazo a aparecer desnuda en los largometrajes que participa. Según sus propias palabras, la intérprete norteamericana dice asegura que sería incapaz de practicar sexo debido a su temor de por verse como "un hipopótamo haciendo el amor". Otro de sus miedos son los aviones. La esposa de Brian Austin Green ha confesado que soporta su pánico a volar gracias a las canciones de Britney Spears que suena en su reproductor musical. También es destacabale cuando menos la relación homosexual que mantuvo en 2009 con una bailarina rusa que trabajaba en un club de Sunset Boulevard.

"Cuando tenía 18 años y me acababa de dejar mi primer novio llegué a la gran ciudad y me enamoré de una mujer, tuve una relación de amor con una stripper rusa llamada Nikita. Durante algún tiempo, también estuve obsesionada con la actriz pornográfica Jenna Jameson", declaró Fox durante una entrevista. Estas sorprendentes afirmaciones, lejos de ahuyentar a los millones de hombres que la veneran, aumentaron todavía más su categoría de icono sexual. A pesar de ello, Megan Fox no ha dudado en desvelar que se siente incómoda con esta etiqueta de sex symbol. Cuesta creer este parecer si leemos en los medios de comunicación informaciones relacionadas con su aumento de pecho, bótox, liftings y otros tratamientos encaminados a intentar mejorar su privilegiada anatomía. ¿Qué te parecen las curiosidades de Megan Fox?