Megan Fox: ¡Superar el divorcio de Brian Austin Green con nuevos proyectos!

Escrito por

La actriz y modelo ha vendido su mansión conyugal por 2,6 millones de dólares tras el divorcio y se refugia en el trabajo (New Girl, Tortugas Ninja 2 y quizá Transformers 5) para olvidar su desamor.

Megan Fox vuelve a aparecer en las noticias debido a su vida profesional. Tras unos largos meses de ausencia por haber sido madre, su divorcio y quizá falta de ofertas, la famosa actriz vuelve a tener un horizonte con varios proyectos interesantes encima de la mesa. Confirmados están los papeles de April O’Neil en Tortugas Ninja 2 y de Reagan en la quinta temporada de la serie New Girl, donde sustituirá a la protagonista Zooey Deschanel por su baja de maternidad. Con la confirmación de que Michael Bay se volverá a sentar en la silla de director en Transformers 5, Megan Fox suena para volver a la saga que le dio la fama junto a Shia LaBeouf. Por el momento no hay oficialidad de la noticia pero cuando el río suena agua lleva, y desde hace varias semanas se viene hablando del tema. “Si Bay me llamara para hacer un cameo o para cualquier cosa, le diría cien por cien que sí a volver a Transformers”, explicaba Fox en una entrevista en agosto.

Michael Bay confirmó que “Transformers 5 será su último film de la saga” en una charla con el portal Collider, aunque también aseguró que “habrá diferentes spin-off gracias al talentoso grupo de guionistas”. Por el momento el único nombre garantizado es el de Mark Wahlberg que regresará dando vida a Cade Yeager. Volviendo a la actriz, esta semana ha saltado la noticia de que ella y su ex marido han vendido la mansión conyugal por 2,6 millones de dólares. Situada en Toluca Lake, California, Megan Fox y Brian Austin Green la compraron en 2014 por 3,35 millones, pero tras el doloroso divorcio se han visto obligados a vender a la baja. Pese a que se ha relacionado a Megan Fox con Liam Hemsworth, la actriz parece haber focalizado su vida en la actividad profesional, dejando la sentimental a un lado. A sus 29 años todavía está a tiempo de volver a ser el sex symbol que fue, y de hecho todavía mantiene una cantidad ingente de fans alrededor del mundo. ¡Vuelve Megan Fox, vuelve!