Mundial 2014: España es la gran decepción de la fase de grupos

Escrito por

España ha hecho un Mundial 2014 para olvidar y es la gran decepción del torneo al que llegaba para revalidar el título de 2010. Analizamos las claves del desastre.

Esta es la primera jornada de descanso y es el momento idóneo para hacer un repaso por lo que ha sido esta fase de grupos. Como no podía ser de otra forma, España es la gran decepción del Mundial 2014. Llegaba a esta cita con la intención de convertirse en la primera selección capaz de revalidar el título de Campeón del mundo, pero fue eliminada a las primeras de cambio. España ha protagonizado una actuación muy pobre, con jugadores que no han llegado en el mejor momento de sus carreras y con otros, más jóvenes, que apenas han dispuesto de minutos. Visto lo visto, España necesita un relevo generacional que ha de empezar desde la siguiente convocatoria. En melty.es te contamos las claves de la debacle española y te mostramos un vídeo de la decepción de la afición elaborado por La Sexta.

Más noticias sobre Mundial 2014Mundial 2014: Puyol entregará la Copa del Mundo (Vídeo)Luis Suárez: la sanción de la FIFA por su mordisco a ChielliniMundial 2014: Portugal se impone a Ghana pero se queda fuera de octavos de final (Vídeo)

Falta de hambre. Una de las principales causas que se manejan en el pensamiento colectivo es la falta de motivación de un grupo que ya lo había ganado todo. Así lo vieron millones de españoles que intuyeron en determinados jugadores cierta pasividad. Incluso Xabi Alonso lo reconoció ante los micrófonos, lo que le costó gran número de críticas. Quizá haya algo de cierto en todo esto, sobre todo si nos paramos a mirar la actitud de ciertos jugadores durante el Mundial 2014, como Cesc o Piqué, que no estuvieron a la altura con determinados comportamientos.

Estado físico. El bajo nivel de forma de algunos futbolistas también ha resultado determinante. Hay que recordar que Real Madrid y Atlético de Madrid llegaron a la Final de Champions, lo que les supuso un gran desgaste. Esto se ha visto en jugadores como Iker Casillas, Diego Costa o Xabi Alonso, que han llegado muy justos. Otros, en cambio, han demostrado ese bajo nivel de forma toda la temporada y, sin embargo, han sido titulares en algún partido, como Xavi Hernández, Gerard Piqué o Jordi Alba. Incluso Sergio Ramos, que deslumbró al mundo con una magnífica temporada, no ha rendido al nivel esperado.

Diego Costa. La inclusión del delantero del Atlético de Madrid (o Chelsea) en el once titular ha resultado ser un auténtico fracaso. Es fácil decirlo a posteriori, ya que en un principio el hispano-brasileño llegaba con la tarjeta de visita de ser el máximo goleador español. Sin embargo, las lesiones durante algunos amistosos han hecho insuficiente el tiempo que ha compartido con este grupo y se le vio desconectado. La diferencia entre él y Fernando Torres o Villa es que estos últimos llevan años jugando con los compañeros del centro del campo y ya existen sinergias y movimientos asumidos que salen de manera natural, beneficiando al grupo. Algo que con Diego Costa ha sido imposible.

Grandes rivales. La última clave de la derrota española es la más tranquilizadora de todas. Cierto es que se perdieron los dos primeros partidos, pero, a diferencia de otros mundiales, España cayó frente a dos equipos que realizaron dos grandísimos partidos. Holanda apabulló a España con un fútbol total, siempre ofensivo y veloz que pilló desprevenidos a los nuestros. Por su parte, Chile ejerció una presión asfixiante ante la que nada pudieron hacer los cansados jugadores españoles. El único partido que se ganó fue ante Australia, un rival de menor entidad. Por tanto, otorguémosle también el mérito que merecen los rivales que echaron a España del Mundial 2014. ¿Cuáles crees que han sido los motivos del fracaso de España?