Mundial 2014: ¡La celebración de Alemania en Berlín como campeón del mundo! (Fotos)

Escrito por

Los campeones del mundo ya han aterrizado en Berlín este martes y se han dado un baño de masas portando la Copa del Mundo por la capital alemana ante cientos de miles de personas.

Sobre las 10 : 10 de la mañana el avión que transportaba a la Selección de Alemania desde Rio de Janeiro aterrizaba en el aeropuerto de Berlín-Tegel. El capitán Phillip Lahm fue el primero en salir del avión y ofrecer el trofeo a las miles de personas que esperaban en el propio aeropuerto. Tras ellos descendieron toda la plantilla y cuerpo técnico y se encontraron con un aperitivo de lo que les esperaba por las calles de Berlín y en la puerta de Brandenburgo, escenario de los actos de celebración. En ese mismo escenario, cada partido se han reunido decenas de miles de aficionados para disfrutar de las victorias de su selección. El gol de Mario Gotze en la segunda mitad de la prórroga ante Argentina otorga a Alemania el cuarto cetro mundialista (1954, 1974, 1990), el primero desde la reunificación del país, algo que ha reforzado el fervor patriótico y futbolístico de los germanos.

Más noticias sobre Mundial 2014¡Rihanna se quita la camiseta para Alemania y enloquece en Twitter!

Maracaná volvió a ver a la Mannschaft levantar la Copa del Mundo con gran merecimiento después de un campeonato con juego brillante y un 7-1 a Brasil en las semifinales que permanecerá en los anales de la historia del fútbol eternamente. Una marea roja, amarilla y negra ha inundado las calles para recibir a los campeones, que hicieron un recorrido por la ciudad en el clásico autobús de celebración descapotable en el que hemos podido ver a Lahm, Gotze, Kroos, Schwansteiger y todos los integrantes de Alemania muy satisfechos del logro conseguido. Ya vimos los apasionados besos de Khedira y Ozil con sus esposas tras ganar el mundial, ahora os dejamos una galería de imágenes con los mejores momentos de la celebración. ¿Fue Alemania justo vencedor del Mundial de Brasil?

Fuente : derspiegel.de