Naruto Shippuden: capítulo 425, ¡Todo está perdido, Madara tiene los dos Rinnegan!

Escrito por

‘Naruto Shippuden’ ha regresado con un nuevo episodio que nos ha dejado la sensación de que casi todo está perdido, ya que MAdara ha sido capaz de juntar los dos Rinnegan.

El capítulo 425 de ‘Naruto Shippuden’ nos ha dejado la sensación de que no hay salida para nuestros amigos. Por fin Madara ha conseguido juntar los dos Rinnegan y ahora su poder es incalculable. Lo ha demostrado en un primer tanteo con Naruto, Sasuke y Sakura que ha dejado claro que actualmente no existe un rival para él. La demostración de fuerza a la que hemos asistido nos hace temer por el futuro del mundo tal y como lo conocemos, ya que el villano ha sido capaz de controlar las rocas y todo lo que hay a su alrededor para convertirlo en arma arrojadiza. Esa ha sido la primera demostración y de momento han podido detenerlo, pues esto apenas ha comenzado.

Naruto Shippuden: capítulo 425, ¡Todo está perdido, Madara tiene los dos Rinnegan!

Madara es la amenaza de ‘Naruto Shippuden’ y ya le ha crecido el tercer ojo en la frente. “Según lo escrito en el monumento de piedra, cuando aquel con el poder del ciclo del renacimiento se acerque a la Luna, se abrirá el ojo que puede hacer realidad el sueño infinito para reflejarse en él”. Son las palabras que recita Madara al final del episodio, que narran fielmente lo que vemos en la pantalla. Porque al temible villano ya ha podido controlar el Tsukuyomi Infinito, lo que le convierte en la mayor amenaza que podríamos imaginar.

Resulta entrañable que en este primer episodio de ‘Naruto Shippuden’ hemos visto reunido de nuevo al mítico Equipo 7, formado por Sasuke, Sakura y Naruto, con el Sensei Kakashi al frente. El maestro recuperó su ojo izquierdo gracias a una sofisticada técnica de Naruto, que ya ha superado al Hokage. Por su parte, hemos perdido todas las esperanzas que teníamos depositadas en Obito. El lado oscuro se ha apoderado de él y está actualmente al servicio de Madara, luchando contra nuestros amigos. Tendremos que esperar a la próxima semana, pero el futuro pinta muy mal. ¿Crees que hay esperanza?