No solo GTA: ¿Será el nuevo Call of Duty el mayor fracaso de la historia de la saga?

Escrito por

La cifra de votos negativos que ha obtenido el tráiler de Call of Duty: Infinite Warfare es inaudita y humillante frente a la excepcional acogida de los fans a Batlefield 1.

Similar en la esencia, aunque diferente en aspectos obvios, la guerra entre Call of Duty y Battlefield recuerda mucho a la contienda que mantienen desde tiempos inmemoriales las sagas PES y FIFA, siendo esta última ligeramente más popular entre los jugadores, del mismo modo en que lo es Call of Duty. Pero esto quizás esté a punto de cambiar. Es lo que tiene si lanzas una novedad triple A cada año, que te arriesgas a pegártela. Alguien en Activision debe de estar tirándose de los pelos tras la publicación hace dos semanas del tráiler del nuevo Call of Duty: Infinite Warfare. El adelanto lo tenía todo: espectáculo, disparos, acción e incluso una sorprendente batalla espacial a lo Star Wars que, según parece, no ha terminado de gustar. A continuación en melty te explicamos por qué Call of Duty podría estar a punto de cometer el error más grande de sus 15 años de historia.

Las cifras hablan por sí solas. El tráiler de Call of Duty: Infinite Warfare cuenta 22 millones de visitas en Youtube, de la cuáles dos millones son ‘dislikes’ frente a ‘tan solo’ 374.000 ‘likes’. Esto es inaudito y adquiere mayor relevancia si se compara con lo cosechado por el tráiler de su rival, Battlefield 1: presentado cuatro días más tarde, cuenta con 10 millones más de visitas y un balance de ‘likes’ y ‘dislikes’ capaz de humillar al de su rival: más de millón y medio de votos positivos frente a unos residuales y anecdóticos 28.000 negativos. ¿Qué ha pasado aquí?

La diferencia de acogida para Call of Duty: Infinite Warfare y Battlefield 1 posiblemente sea fruto de la colisión entre una apuesta acertada y otra fallida: mientras que EA DICE ha optado por sumergirnos en una de las etapas históricas menos manoseadas por la industria del videojuego (la Primera Guerra Mundial), Call of Duty pretende proponernos un cambio en la naturaleza de su jugabilidad (¡naves espaciales) mediante una fórmula que recuerda demasiado a otros (Halo, Destiny…) y que no termina de convencer. Ya probamos a qué sabía el futuro con Call of Duty: Advanced Warfare, realmente no era necesario dar otra vuelta de tuerca, sobre todo cuando esta saga se ha caracterizado por ser una franquicia de shooters sencillos a los que no le hacía ninguna falta aventuras espaciales. Battlefield, en cambio, es una saga que nació (como Call of Duty) ambientada en la Segunda Guerra Mundial y, de manera muy inteligente, ha decidido ir atrás en la historia y sacar el máximo partido de una ambientación en la que, además de tanques y tecnologías todavía demasiado rudimentarias, veremos mucho más salvajismo y violencia a base de, por ejemplo, cachiporras, tal y como vimos en el tráiler. Paradójicamente, el que ha apostado por lo antiguo tiene muchas más papeletas de ser más fresco. Pronto, con el E3, tendremos la confirmación (o no) del nombre que saldrá vencedor en la batalla de los shooters de este año. ¿Con cuál de los dos juegos te quedas?