Olmos y Robles: capítulo 1, ¿han capturado Rubén Cortada y Pepe Viyuela al verdadero asesino?

Escrito por

Todo parece acabar bien en el estreno de la nueva serie de TVE aunque un sorprendente final deja una pregunta en el aire: ¿han capturado al verdadero asesino?

Dos agentes de la ley totalmente opuestos, uno es miembro de una unidad especial y el otro es un guardia civil campechano. La nueva serie de TVE Olmos y Robles nos presenta a estos dos hombres en dos de sus situaciones cotidianas que estarán destinados a entenderse si quieren resolver un misterioso caso. En el primer episodio, titulado ‘Los 7 infantes de Lara’, la Interpol se instala en un pequeño pueblo tras el hallazgo de un brutal cuerpo asesinado. El crimen sigue el mismo patrón que una serie de asesinatos y es por ello por lo que el teniente Robles se desplaza al pueblo donde habita el guardia civil Olmos. ¿Te perdiste el estreno? ¡Te lo contamos en melty!

Tras encontrar el cadáver del ruso Boris y destrozar la escena del crimen por su torpeza, el teniente Robles quiere a Olmos lejos del caso, pues se encuentra investigando una importante serie de asesinatos que consiste en decapitar a las víctimas con el mismo arma y dejar una pista que conduzca al siguiente escenario donde se producirá una nueva muerte. Pero los conocimientos históricos de Sebastián Olmos son esenciales para resolver el caso y pronto el personaje interpretado por Rubén Cortada que ha dejado de ser Faruq en El príncipe para encarnar a un importante teniente en Robles y Olmos se dará cuenta de ello. Pero el olfato del primero le juega una mala pasada e interpreta mal una pista. Tras desobedecer a sus superiores por hacerle caso a Olmos, Robles es apartado del caso por tiempo indefinido.

Los dos agentes siguen investigando por su cuenta y Olmos da con la pista clave para detener al asesino, al cual dispara cuando es pillado con las manos en la masa a punto de asesinar al ex presidente de Angola durante su visita a España. Aunque, en realidad, quien le salvó la vida al político fue Robles, que se encontraba escondido y apuntando con un arma al asesino. Todo parece tener un final feliz, Olmos pide que destinen a Robles a su pueblo tras ser destituido, algo que no es bien recibido por el teniente. Parece que van a vivir más de una aventura en Olmos y Robles porque la última escena nos ha dejado sin palabras. Un misterioso personaje ha aparecido en el depósito de cadáveres y se ha llevado el cuerpo sin vida del supuesto asesino capturado. ¿Anda suelto el verdadero culpable de los asesinatos?