Oscar 2014: Leonardo DiCaprio en El Lobo de Wall Street, 3 razones para ganar

Escrito por

Le admires o le repudies, reconozcámoslo, DiCaprio lo ha hecho muy bien en 'El lobo de Wall Street', el último filme de Martin Scorsese. En melty.es damos tres razones por las que es muy probable que el actor rompa con la maldición y se lleve el Oscar como mejor actor.

Martin Scorsese y Leonardo DiCaprio ya han trabajado en repetidas ocasiones (Shutter Island, Infiltrados, El aviador o Gangs of New York), demostrándonos que se entienden a la perfección. El actor fetiche del aclamado director también protagoniza su último largometraje, tan largo que dura 2h59 minutos en los que la mafia adopta traje y corbata y se pasea por las calles aledañas a Wall Street, el centro económico del mundo. 'El Lobo de Wall Street' , nominada a los Oscar 2014 por mejor película (puedes leer nuestra crítica aquí), es uno de esos filmes que necesitan de un actor con el temple y la desmesura necesarios para pasar de 0 a 100 en cuestión de segundos. DiCaprio ha sabido enfundarse la piel de un lobo que quiere ser oveja, un vividor por todo lo alto que no conoce límites para su codicia y para los que la vida honrada es una opción para los tontos. No en vano Leonardo DiCaprio es uno de los grandes favoritos para hacerse con la estatuilla del Oscar al mejor actor por su interpretación de Jordan Belfort, y es que ha sabido emocionarnos con sus discursos, transmitirnos estrés, hacernos llorar de risa y amar y odiar a su personaje al mismo tiempo. Por eso desde la redacción de melty.es damos 3 razones por las que el actor debería llevarse dicho reconocimiento.

Más noticias sobre Oscar 2014'El Lobo de Wall Street' y 'Mandela: Del mito al hombre', los estrenos de la semana

El lobo posee al actor

Este es el caso en el que olvidamos que estamos viendo a Leonardo DiCaprio en la pantalla y es Jordan Belfort el que nos presenta un 'lanzamiento de enano a diana' como si de una partida a los dardos se tratara. El actor nos invita a bailar a su ritmo, a pasearnos por la historia del corredor de bolsa hecho a sí mismo como si fuésemos testigos directos de su increíble vida. DiCaprio sabe dosificar su intensidad hasta el punto de hacer que le estalle la vena del cuello en los momentos de más tensión, conociendo su versión más histriónica. Pero sin duda uno de sus fuertes en la película son los speeches que da a sus empleados, haciendo creer al espectador que es uno más de los trabajadores en Stratton Oakmont hasta el punto de hacerte pensar que él es el bueno de la película. Literalmente.

Actuación in crescendo

Para muchos, que el filme dure tres horas es un exceso que le reprochan a Scorsese. Pero lo importante es ver las diferentes fases por las que atraviesa Belfort, cómo pasamos de envidiar su lujosa vida a odiarle incondicionalmente en cuestión de minutos. Leonardo DiCaprio comienza siendo un joven sin experiencia en el mundo de las finanzas que quiere hacerse un hueco entre los grandes de Wall Street. Luego conoce los placeres de robar, el Martini, la cocaína y las mujeres y pierde completamente la cabeza. También nos hace llorar de la risa en escenas como el descenso de las escaleras hacia su coche mientras está bajo los efectos de un medicamento caducado, compadecerle cuando sufre un gatillazo, admirarle ciegamente en el momento de pronunciar uno de sus discursos engañabobos o detestarle cuando intenta huir con su hija. En definitiva, el actor toca todas las teclas posibles en este piano llamado 'El lobo de Wall Street'.

Premiar su carrera

Leonardo DiCaprio cuenta con verdaderas joyas interpretativas a lo largo de su carrera y ésta podría ser la ocasión perfecta para premiarle su actuación en filmes como Shutter Island, Diamante de sangre, u Origen, sin olvidar Gangs of New York o Django Unchained. A sus 39 años ha logrado consagrarse como uno de los pesos pesados de Hollywood y la Academia debería plantearse darle el premio este año.

¿Por qué podrían no dárselo ?

Toda la expectación y el revuelo que ha causado El lobo de Wall Street no ha sido del todo positivo. Una gran polvareda de críticas se alzó al paso de esta bacanal de dólares que muestra el realizador Martin Scorsese. Muchos critican la exaltación de la corrupción y el olvido por completo de los valores morales o de cualquier tipo de moraleja final para el espectador. A otros les ha parecido una muestra excesiva de fiestas, sexo, alcohol y cocaína. Pero a esto se le suma el que casi todo el mundo esté de acuerdo en que Leonardo DiCaprio debería ganar el Oscar al mejor actor de 2014, lo cual ya de por sí hace que sintamos que ya ha recibido el galardón y se generen más desconfianzas a la hora de analizar su interpretación en la película. Para saber con quién se disputa la estatuilla, puedes consultar aquí la lista completa de los nominados a mejor actor en los Oscar 2014. ¿Crees que DiCaprio merece el Oscar 2014 a mejor actor?