Palabra de Hipster: entrevista con un barbudo como James Harden

Escrito por

La barba es ese nido de pelos con vida propia que tan de moda está en el mundillo moderno de estos días. Son numerosos los ejemplos de vellosidad masculina a gran escala que encontramos en el mundo de los famosos. Pero… ¿qué mejor que preguntarle a un barbudo qué le movió a dejarse conquistar por esta estética ?

Por Elena Bueriberi.

“Érase un hombre a una barba pegado, érase una barba superlativa, érase una barba sayón y escriba…” Quevedo sabía de lo que hablaba. La barba. Esa masa de pelo enrevesado que crece en la zona baja de la cara y de forma natural en los varones cuya testosterona se presenta en cantidades generosas. Las hay que adquieren la textura de un estropajo y provocan olas de denuncias por la desaparición de anillos, pulseras y demás alhajas al intentar acariciarlas. Descuidadas, señal de hippismo ilustrado y desgana por la vida en general. Pero en melty.es, nos preguntamos, ¿y las que están bien cuidadas ? Esas hiedras celestiales de aroma a rosas y vainilla, suaves como la seda… No. Seguirán pareciendo un estropajo, pero un estropajo bien cuidado al fin y al cabo. El asunto es que la barba está de moda. El toque desaliñado y extrañamente atractivo de la vellosidad de la cara en los hombres es algo difícil de explicar, pero funciona y es mucho más creíble que cualquiera de los anuncios de Axe.

Más noticias sobre Palabra de HipsterPalabra de Hipster: el septum de Scarlett Johansson es 'mainstream'Palabra de Hipster: las gafas de pasta sin graduar de Cristiano Ronaldo

Palabra de Hipster: entrevista con un barbudo como James Harden

La ola hipster por la que parecerse a un mendigo es signo de que lo estás haciendo bien, deja a la barba de tres días a la altura del betún. Una buena barba, consistente, mullidita, perfecta para imponer respeto evocando la imagen de un fornido leñador, es ahora una plaga. Una moda con cada vez más adeptos que usan acondicionador para su cuidado y la cepillan a diario. La barba es un símbolo de identidad, sino miren a James Harden, jugador de la recientemente inaugurada campaña 2013-2014 de la NBA. Harden es una de esas personas a las que la barba les otorga una nueva identidad, no hay más que ver las fotos del jugador en sus años como Rookie. El escolta de los Houston Rockets es conocido como ‘The Beard’, claro ejemplo de metonimia por la que el hombre pasa a ser una barba.

Palabra de Hipster: entrevista con un barbudo como James Harden

Brian Wilson es otro de esos nombres que hacen pensar antes en su barba que en él mismo, como conjunto de órganos, huesos, músculos y piel. El jugador de béisbol norteamericano podría ostentar el título a la barba más bella del mundo del deporte. Negra, densa, a veces anudada con una pequeña coleta azul y con un bigote de los que hacen época. Al jugador de Los Ángeles Dodgers le ofrecieron un millón de dólares por afeitársela y los rechazó. Valores de un barbudo. Barbas como las de Wilson hacen que Arda Turan a su lado sea todo un aficionado. Pero el jugador del Atlético de Madrid también impone respeto con su fiel amiga, que bien podría enfrentarse a Jerjes en una batalla en las Termópilas. Todos ellos tienen barbas espectaculares, sí, pero ¿qué les mueve a dejárselas crecer ? ¿Dedican mucho tiempo a su cuidado ?

Como en Palabra de Hipster somos muy curiosos y no tenemos el placer de tener una barba bien fornida, decidimos preguntarle a un barbudo de verdad. Adriano Justicia, que bien podría ser el nombre de un superhéroe sudamericano, es un madrileño normal y corriente de 29 años que se decidió a dejársela crecer de forma natural, sin recortarla, sin cuidados especiales, simplemente por amor a la barba, en sus años adolescentes. Un auténtico barbudo más allá de las modas nos desvela sus secretos más íntimos desde que convive con su inseparable pelambrera.

Palabra de Hipster: entrevista con un barbudo como James Harden

¿En qué momento de tu vida decidiste que era una buena idea dar el disgusto a tu madre de dejarte una barba de medidas descomunales ?

Adriano : Me llegó, como a todo adolescente, después de comprobar que la perilla era sumamente ridícula (sí, oscuros momentos hubo en los que llevaba perilla).

Y eso fue a los…

A : No recuerdo, igual 19-20, tardó en salirme el pelito, pero cuando lo hizo fue con fuerza. No era el típico niño de 15 años con patillas pantojianas, eso asusta un huevo.

¿Cuánto es el máximo que has estado sin afeitarte ?

A : Lo máximo fueron 9 meses. Normalmente me afeito dos veces al año. Nada que ver con solsticios ni nada.

Y cuando te afeitas, ¿Cómo te ves ? ¿Te falta algo ? ¿Crees estar frente al reflejo de otra persona ?

A : Me veo con doce años. Y con una cara como una hogaza.

¿Una hogaza ?

A : Son panes redondos de gran tamaño, pues así veo mi rostro. Cuando me afeito veo mi cara perfectamente redonda, como un jodido π x r².

Palabra de Hipster: entrevista con un barbudo como James Harden

¿Qué tipo de superpoder te confiere tu barba ? ¿Triunfas más entre las chicas ? ¿Pones cara de interesante mientras te la acaricias ?

A : Mi superpoder básico es que el bigotazo absorbe más cerveza que yo cuando bebo. A algunas 'ciervas' sí que les mola el tema barba. Y lo de mesarme la barba poniendo cara de interesante es obvio, si no se hace eso para qué quieres la barba. Otro superpoder es la capacidad de colocarme un buen número de bolis y lápices dentro de ella. He llegado a tener muchos.

¿Cómo reaccionó tu familia/vecinas cotillas/gente que te ha visto en tus años de pubertad imberbe cuando te la dejaste ?

A : “Joder qué barba”. “Pareces un talibán” (de esto mucho, mucho, mucho, mucho y cansa). “Pareces un franciscano”, esto me lo dijo una señora y me hizo mucha gracia por a) el cambio respecto a lo del talibán y b) ambas cosas son extremistas religiosos en algún grado, los putos extremos se tocan, Bin Laden y San Francisco de Asís jugando al parchís en el infierno de los mayas.

¿Qué opinas de que ahora esté tan de moda en la temida pero reforzada secta hipster ? ¿Te consideras uno de ellos ?

A : Sabía que esa pregunta iba a llegar.

Palabra de Hipster: entrevista con un barbudo como James Harden

Es menester.

A : Como está de moda pasará. Los niños de provincia paletos que vienen a Madrid encontrarán una nueva diversión como, yo qué sé, ir a Las Ventas a ver los toros, o (en mi humilde opinión) podrían dedicarse a chutarse heroína, que los 80 era lo más. Y a ver si se mueren todos. Y no, no me considero hipster. Me compro ropa en el H&M y en el Decathlon, mis zapatillas son del oportunidades de El Corte Inglés que están bien baratitas y no necesito hacer fotos enanas con filtros horribles para que la gente vea que mi vida es una montaña rusa de emociones. Mi vida es mi vida, pedazo de mierda, no te quiero en ella. Y esto puede parecer postureo y supongo que lo es. Pero odio Instagram, la vida no es así, la vida es una mierda, hay parados, hipotecas y David Lynch no saca nada bueno desde 'Cabeza Borradora' (y esto sí que es postureo).

Sí.

A : Recomiendo a toda persona decente que se precie a escuchar a los 'Biznaga', su canción Hipsters a tiempo parcial, un robo/homenaje a los 'Television Personalities' en la que dan un buen repaso a los 'jipsters'. Curiosamente sus conciertos suelen ser un nido de 'jipsters' que van ahí a figurar y se les tiene que sacar de los pogos a hostias.

¿Aplicas algún tipo de cuidado especial a tu fiel barba ?

A : Cuidado especial ninguno.

Esta es ya una pregunta a modo de duda personal... ¿Te echas champú en la barba ?

A : Sí, eso sí.

Palabra de Hipster: entrevista con un barbudo como James Harden

¡Lo sabía ! ¿Recomendaciones para quien quiera tener una barba tan molonga como la tuya ?

A : Gillette es el demonio. No sé. Sé un puto hombre. Los hombres tenemos barba. Los efebos estaban bien en Grecia.

Bien, muchas gracias. Entrevista finita.

A : Espera. Tengo que hacer un disclaimer final. Las barbas ralas dan asco. Las barbas recortadas dan asco (el pelo tiene dos estados aceptables : cortado o rienda suelta, nunca recortado, eso da asco). Las barbas con formitas tipo Tony Stark dan asco infinito. Vomito en esos cretinos (suelen ser vírgenes, ¿no ? ). Los bigotazos tipo Lemmy de Motörhead molan la hostia. RESPECT. Patillas están también OK. Y el bigote de Earl y el de Ron Swanson. Y el neckbeard [NdR : barba en la zona de la papada] ya es lo putísimo peor.

¿Y la de James Harden ?

A : Hombre, James Harden es muy jefe. Un espejo en el que mirarme.

Palabra de Hipster: entrevista con un barbudo como James Harden

Desde Palabra de Hipster nos limitamos a hacerte una recomendación, querido ser humano varón :

  • La barba siempre es una buena opción. Sino fíjate en el pobre Chuck Norris :
Palabra de Hipster: entrevista con un barbudo como James Harden