Pedro Almodóvar revive en Cannes gracias a ‘Julieta’

Escrito por

Las buenas críticas recibidas en el Festival de Cannes por 'Julieta', protagonizada por Emma Suárez y Adriana Ugarte, colocan de nuevo a Pedro Almodóvar en lo más alto del cine europeo.

Pedro Almodóvar es uno de los artistas que Cannes adora y el realizador ha podido constatarlo con el paso de su vigésima película en un festival lleno de estrellas como Jodie Foster, Julia Roberts o George Clooney. El director español ha sido recibido en Cannes con gran expectación y el interés que ha suscitado en comparación con otros realizadores en competición oficial se ha hecho notar. Almodóvar ha querido dejar claro que aunque otros directores como Woody Allen o Spielberg se paseen por Cannes sin participar en el concurso él siempre ha apostado por participar: “Para bien o para mal prefiero estar en competición. Es más excitante. Así demuestro que no soy una vaca sagrada”. El cineasta ha desembarcado en el Palais des Festivals con todo el elenco principal de la película, compuesto por Rossy de Palma, Daniel Grao, Emma Suárez, Michelle Jenner e Inma Cuesta. Como dice el propio Almodóvar, “lo importante siempre en una película es la historia” y para desarrollar la trama de ‘Julieta’ se ha basado principalmente en tres relatos de la escritora canadiense Alice Munro, de los que lo más complicado fue "unificarlos y adaptarlos a la sociedad y cultura española". La obra, que en un principio iba a denominarse ‘Silencio’, aborda temas como el amor, la pérdida y el dolor.

“He vuelto a un lugar del que nunca me iré del todo: el universo femenino”, comenta Pedro Almodóvar sobre un largometraje en el que Emma Suárez y Adriana Ugarte comparten el rol de personaje principal: Julieta. "Lo suyo es una desesperada resistencia pasiva en comparación con la capacidad de lucha de las otras madres de mis películas”, comenta en referencia a la actriz principal. “En las últimas escenas de Emma Suarez, es una especie de zombi que deambula por las calles”. Como viene siendo costumbre en la filmografía de Almodóvar, la música es una característica que encaja como parte indisoluble en la historia. “Siempre estuvo presente la canción de Chavela Vargas porque esta canción podría ser parte del dialogo de la protagonista”, comenta el director sobre la cantante mexicana. “Quería que la voz de Chavela desencadenara la emoción contenida de toda la película”, en un drama que a pesar del sufrimiento nos deja sensaciones positivas. “Es un final abierto a la esperanza pero no del todo un final feliz”. ¿Qué te parece la última obra de Pedro Almodóvar?