Pekín Express, programa 5: la eliminación más esperada

Escrito por

Una trepidante yincana iniciada en el Archipiélago de Langkawi dio lugar a uno de los programas más emocionantes de la temporada que hizo despertar el lado más competitivo de los concursantes.

“Bienvenidos a Malasia, bienvenidos al paraíso”, así arrancaba la quinta etapa que contaba una novedad extrema : no había ni amuletos, ni inmunidad, ni ovejas negras. Solamente una única yincana por fases clasificatorias. Los aventureros más rápidos en cada una de ellas, se harían con una daga malaya que les permitiría descansar el resto de la carrera. Cristina Pedroche, una de las reinas del prime time gracias a Pekín Express, fue testigo de la dura competitividad que están experimentando los concursantes. Ya en la primera prueba se vivieron momentos tensos en el barco que acogió a los participantes más lentos. En él, Aitor tuvo ocasión de hablar ciertos temas con José Luis y Manuel y les explicó los motivos por los cuales no confía en ellos.

Los blogueros y los cuñados, los más adelantados en la primera parte, se disputaron un juego que terminó dando la victoria a Ángel y Lorea, primeros en conseguir la daga malaya y, por tanto, en ser clasificados. Los jóvenes pudieron disfrutar de un tratamiento de lujo sin precedentes en Pekín Express compuesto por un viaje en helicóptero, una visita a un lujoso hotel con spa y una fantástica cena. En la segunda fase, realizada en su mayor parte a bici, pudimos ver cómo el agotamiento empezaba a hacer mella en las parejas, sobre todo en las formadas por los gemelos y las canarias que, por si fuera poco, discutían también entre sí.

Ángel y Bea consiguieron hacerse con la segunda daga malaya y se unieron a los blogueros en la relajante recompensa por ser los más rápidos. Con tres parejas en la cuerda floja se inició una nueva fase que dio la victoria a María del Amor y Yareli. Los gemelos y los desconocidos tuvieron que luchar por un nuevo pase a la siguiente etapa y se enfrentaron en un estratégica prueba a pie. No todos tenían cabida en el sexto programa y los más lentos en llegar a la meta tuvieron que ser eliminados. Fue el caso de los gemelos, que siguieron los pasos de Lourdes y More y dijeron adiós a Pekín Express, no sin antes ceder el amuleto que ganaron en la segunda etapa, el cual quisieron regalar a las canarias. ¿Echarás de menos a José Luis y Manuel?