Pretty Little Liars temporada 5: Andrew, el nuevo sospechoso del episodio 23

Escrito por

A falta de dos episodios para que finalice la quinta entrega de Pretty Little Liars, un nuevo personaje se añade a la lista de sospechosos. En melty te contamos lo que pasó en el último episodio de la serie.

Un nuevo sospechoso ha saltado a la escena de Pequeñas Mentirosas. Después de saber que Mike, el hermano de Aria a quien la serie había presentado en los últimos episodios como alguien con secretos que ocultar, no tuvo nada que ver con el asesinato de Mona, los guionistas han centrado ahora las sospechas en otro personaje secundario. Se trata el Andrew, el compañero de instituto de las protagonistas, que está ayudando a Aria con los estudios. En el episodio de esta semana de la temporada 5 de Pretty Little Liars se nos ha mostrado a un Andrew frio e incluso aliviado con respecto a la desaparición de Mona, a quien el propio Andrew consideraba una rival despiadada y sádica.

Pretty Little Liars temporada 5: Andrew, el nuevo sospechoso del episodio 23

En la entrega emitida este martes además vimos a Andrew sospechosamente cerca de la casa de Mona cuando Spencer, Aria y Emily acudieron allí para hablar con su madre, y alguien entró misteriosamente para poner música en la habitación de Mona, de manera que las protagonsitas lo oyeran y entraran. Es posible que este alumno brillante no tenga nada que ver con el asesinato de su compañera, pero lo cierto es que los guionistas de la ficción adolescente quieren que le veamos como un nuevo e inesperado sospechoso. El gran misterio de este episodio titulado ‘The Melody Lingers On’ fue el hallazgo en casa de Mona de una nota de la fallecida que parecía ser un anagrama o una pista para identificar a ‘A’ personaje cuya identidad conoceremos próximamente en Pretty Little Liars.

Mientras las tres amigas buscaban una forma de demostrar la inocencia de Alison y por tanto también la de su amiga Hanna, la primera presenciaba el juicio por el asesinato de Mona que determinará su futuro. Un juicio en el que se descubrió, gracias a un testigo, que la acusada fingió su propio secuestro, dejando en evidencia sus mentiras durante estos años, algo que no ayudará a que el jurado determine su inocencia en el caso. Durante este proceso también se hizo pública la relación esporádica que Jason y Ashley, la madre de Hanna, tuvieron en esta quinta entrega de Pretty Little Liars. El fiscal del caso está convencido de que Ashley, cuya hija está en prisión con Alison, consiguió manipular a Jason para que éste cambiara su declaración y asegurara que su hermana es inocente. ¿Crees que Andrew tiene algo que ocultar?