Quiero ser monja: programa 1, ¿renunciará Juleysi a su novio Alberto tras sentir la llamada?

Escrito por

Muchas emociones en el estreno del nuevo programa de Cuatro que ha presentado a las chicas aspirantes a monja, mostrando sus dudas y sus primeras horas de convivencia en una congregación religiosa de Granada, ¿te lo has perdido?

Es el docureality más esperado de la temporada. Tras meses anunciándose en antena, por fin se ha estrenado no sin antes despertar mucha expectación entre la audiencia. Como te adelantamos en melty, Quiere ser monja pondrá a prueba la fe de cinco jóvenes que han sentido la llamada. Ellas son Juleysi (estudiando de moda, con novio y adicta al móvil y a las redes sociales), Jaqui (estudiante de filosofía que quiere romper con todo y empezar de cero), Janet (hermana de Jaqui, administrativa cansada de que la juzguen por haber sentido la llamada), María Fernanda (auxiliar de enfermería a la que le encanta la fiesta y conocer chicos) y Paloma (quien le pide a Dios que le juzgue con tabula rasa). Todas ellas muy diferentes pero con un mismo objetivo. Deberán adaptarse a diferentes congregaciones para ser aceptadas, ¿estarán preparadas para entregarse a la vida religiosa? Antes de conocerse todas en Granada, en la casa madre de las misioneras del Santísimo Sacramento y María Inmaculada, Juleisy ha tenido que comunicarle a su novio Alberto su propósito de acudir a esta experiencia que podría cambiarle su vida. La despedida no ha sido nada fácil y cargada de dudas, pues la chica se siente entre la espada y la pared en su relación con su chico y la que mantiene con Dios. Pero ha sentido la llamada por ello ha tomado la decisión de separarse de él durante seis semanas, ¿será una separación definitiva?

Marian, maestra de novicias en Quiero ser monja, será la encargada de que las chicas lleguen a cabo los tres votos fundamentales: el de castidad, el de obediencia y el de pobreza. Pronto las chicas han conocido algunas de las normas del convento: entregar los teléfonos móviles ha sido lo que más ha descolocado a las jóvenes, pues Juleysi ha confesado ser lo primero que mira al despertarse y Fernanda ha comunicado que lo emplea para escuchar música a la hora de rezar. El tema del uniforme también ha llamado la atención de todas pero especialmente de Fernanda, quien ha demostrado ser la más rebelde de todas. Y es que a la mallorquina le encanta salir de fiesta, tanto como a los chicos de Super Shore, ¿lo echará de menos? Un tercer paso era necesario para formalizar su entrada en la convivencia: la colocación de la cruz de Cristo. A la ausencia de móviles se ha unido la del maquillaje, "es algo que no necesitamos aquí", ha declarado Marian y pronto las chicas empiezan a hacer balance de sus primeras horas en la intimidad de sus habitaciones, el cual es bastante positiva., aunque Juleysi confiesa echar de menos a Alberto, pues no puede comunicarse con él. La actividad comienza a las 6 de la mañana y una de las primeras acciones es la meditación y la eucaristía en la capilla, un momento que ha emocionado a las jóvenes, sobre todo a Janet y a Fernanda. ¿Cómo les irá a las chicas en las próximas semanas? Estaremos muy pendientes en melty. ¿Crees que las cinco jóvenes acabarán siendo monjas?