Quique González presenta Tenía que Decírtelo, la crítica de melty.es (Vídeo)

Escrito por

El nuevo single de Quique González ha revolucionado la red. Nos han bastado treinta segundos para reconocer la madurez del cantautor madrileño, y descubrir (para nuestra alegría) que Quique sigue siendo Quique. "Tenía que Decírtelo" lo confirma.

Sublime. Así calificamos el nuevo single del cantautor Quique González. Hace escasas horas, el nombre de la voz madrileña ha empezado a circular por las redes sociales, hasta convertirse en uno de los Trendics Topics más comentados de este martes. A pesar de que su próximo trabajo, Delantera Mítica, no verá la luz hasta el próximo 19 de febrero, el cantante ha asomado por debajo de la puerta lo que ya se anuncia como el más exitoso de sus álbumes. La publicación de Tenía que Decírtelo ha despertado una ola de reacciones entre los internautas, que no han tardado en felicitar al genio madrileño por este nuevo single, que mantiene ese aroma a poesía convertida en rock americano.

El nuevo trabajo de Quique González ha sido grabado en los estudios de Alex The Great (Nashville), como ya ocurrió con Daiquiri Blues en 2009. Al lado del cantautor hemos encontrado a músicos de la banda actual de Emmylou Harris, tales como Bryan Owings o Will Kimbrough, así como al pianista de Tony Joe White, Tyson Rogers, o al propio Brad Jones. Los primeros treinta segundos del esperado single han creado al unísono un suspiro de tranquilidad entre los miles de seguidores del rockero madrileño, que asisten estupefactos a una superación personal que roza lo inverosímil : "Sigue siendo Quique". Y es que cuando los sentimientos de un cantautor maduro se entrelazan con una solitaria guitarra, nacen sonidos tan soberbios como Tenía que Decírtelo. Esa armonía made in Quique que invade la habitación de melancolía y esperanza a partes iguales, mezclada con la impagable sinceridad de cada una de sus estrofas, hacen de él uno de los artistas más admirados de nuestro país. Es sencillo. Tenía que decírnoslo. Y nosotros no podemos estar más encantados de escucharlo.