Ramadán 2013: la fecha de comienzo

Escrito por

Los musulmanes comienzan este martes el Ramadán. Un periodo de treinta días en el que deben ayunar desde el alba hasta la puesta de sol. Te contamos más detalles en melty.es.

Este martes 9 de julio da comienzo el Ramadán, el noveno mes del calendario musulmán, que se rige en función de la luna, en el que los practicantes de esta fe en todo el mundo deben guardar ayuno diario desde el alba hasta la puesta de sol. Este 2013, la celebración comienza este martes 9 de julio y se extenderá hasta el próximo 8 de agosto. Durante este periodo, todas aquellas personas musulmanas, ya sean hombres o mujeres, deben abstenerse de beber, comer o mantener relaciones sexuales durante el día. Únicamente los enfermos, los ancianos débiles, los menores y las mujeres embarazas o aquellas que estén con la menstruación o el puerperio (periodo inmediatamente posterior al parto) están exentos de esta práctica; pudiendo compensarse su no cumplimiento con el ayuno en otro momento del año. El objetivo de este ayuno es reforzar valores como la paciencia y la humildad, así como recordar a los musulmanes lo afortunados que son, haciendo hincapié en la ayuda al necesitado.

>>> Las 5 claves del ayuno del Ramadán, aquí.

Se da la coincidencia de que este 2013, al igual que ya ocurriera en el 2012, el Ramadán coincide en España con el mes de mayor calor en el país. Desde las asociaciones religiosas islámicas en España se señala que la mayor parte de los fieles sigue esta regla a rajatabla. Por ello, los médicos aconsejan precaución, especialmente para evitar las deshidrataciones, a los más de 1,6 millones de musulmanes que viven en España y que llevarán a cabo este ayuno. Recomiendan comer durante el Suhoor (la comida que se consume a primera hora de la mañana) hidratos de carbono de absorción lenta como cereales integrales, arroz o legumbres, así como evitar los alimentos con un índice alto de grasas saturadas, tales como la mantequilla, los frutos secos o quesos curados. Durante el Ramadán, los musulmanes siguen manteniendo sus cinco rezos diarios y los hacen un poco más largos, especialmente el nocturno.