San Valentín 2016: ¡Ideas de regalo para tu novio que le encantarán!

Escrito por

San Valentín se acerca a un ritmo vertiginoso y si no tienes regalo todavía, en melty te ayudamos a elegir el mejor a un precio muy asequible. Si tienes más ideas, compártelas.

Los tiempos cambian y la forma de regalar también, ya no hace falta salir de casa para conseguir unos regalos magníficos que sorprenden a cualquiera. En melty hemos seleccionado 4 ideas que seguro encantarán a tu novio y de los cuales tú también podras disfrutar. El primero es una suscripción a Netflix. Desde 8 euros al mes podéis disfrutar de un gran catálogo de series, documentales y películas. Seguro que a tu novio le encantarán las series como Jessica Jones, Daredevil o Narcos; documentales como Making a murderer, Dawg Fight o After porn ends y de su ámplio catálogo de películas de todos los géneros. Ahí va otra gran idea. Hemos encontrado un marketplace que vende un pack de cerveza especial para San Valentín. Lo mejor de todo es que es un regalo para compartir. En la caja van seis cervezas, tres para él y tres para ella, elegida por un maestro cervecero especializado. ¿Qué tal disfrutar una noche romántica con una serie de Netflix y unas cervezas gourmet? Puedes comprar el pack en este enlace y lo envían a toda España.

Suscripción a Spotify. Quizá esté un poco pasado de moda eso de regalar CD del grupo o artista favorito del regalado. Hoy día ya no tenemos discman, en los coches empezamos a conectar el móvil… ¿Qué tal una suscripción a Spotify? Hay tarjetas regalo que sirven para sorprender a esa persona que tanto quieres y hacerle feliz. La versión premium de Spotify hace feliz a cualquiera, y además puedes pedir que te dejen la cuenta de vez en cuando para aprovecharla tú… Una cena romántica, con música de fondo y unas cervezas, ¿no suena mal verdad? Tocadiscos y vinilos. Algunos son tan modernos que Spotify se les ha quedado antiguo y prefieren volver a los 70. Respetable 100% ya que todos adoramos el ritual de: elegir un disco de vinilo de nuestra colección, admirar su portada que tantas veces hemos visto y no nos cansamos de mirar, limpiarlo con un paño suave, levantar la aguja del tocadiscos, insertar el disco y voilà, disfrutar del sonido más mágico de la música. Lo cierto es que hay pocas cosas más románticas que la música de un vinilo.