Sara Carbonero, Irina Shayk, Malena Costa: ¿Cómo será la liga BBVA sin ellas?

Escrito por

Varias son las WAGS que no podremos disfrutar este año en la tribuna, pues entre cambios de club y rupturas sentimentales, habremos de decir 'adiós' a algunas de estas grandes bellezas.

No solo es el estilo que Sara Carbonero derrocha el que echaremos de menos en la nueva temporada de la liga BBVA, también la belleza inconfundible de la que se ha convertido en una de las caras del periodismo deportivo de nuestro país. La marcha de Iker con la madre de su hijo detrás es un duro golpe para los aficionados, no solo de aquellos que disfrutaban con el juego del incansable portero del Real Madrid, ahora del Oporto, sino de quienes sabían admirar la elegancia, la sonrisa y la dedicación de la que ahora vive dedicada a hacer las delicias de los fans que cosecha en Portugal.

Tampoco Irina Shayk aliviará su depresión postvacacional entre las filas de las WAGS del Real Madrid, pues su ruptura con Cristiano la apartó hace meses de los campos de fútbol (casi el mismo tiempo que lleva centrada en el séptimo arte). La suerte ha querido que la modelo haya paseado su excepcional figura por las playas de todo el mundo para deleitar a sus fans con un contoneo que ahora quedará reservado para la pericia de los reporteros gráficos y para sus apariciones en actos públicos, dejando poco o ningún rastro en los partidos a los que acudía a ver a su chico.

La última gran pérdida de la Liga es Malena Costa quien, dejándose llevar por el espíritu de Sara Carbonero, ha puesto rumbo a la Toscana acompañando a su actual pareja, el ex-jugador del Atlético de Madrid, Mario Suárez. Lo que deja claro, al igual que en los dos casos anteriores, que en el campo todo es una cuestión de talento y forma física, pero que en las gradas las reglas las dicta el órgano más nombrado, perseguido y admirado de todos: el corazón. Y de él depende la presencia o no, en gran medida, de las otras piezas fundamentales del equipo: las WAGS. ¿A cuál echaremos más de menos?