Shailene Woodley: 3 razones para no perdérsela en Snowden

Escrito por

Más allá de las dos últimas películas de la saga Divergente que prepara Shailene Woodley, la californiana tiene en el horizonte un estreno muy interesante con el film Snowden que podría suponer un nuevo hito en su carrera.

Poco se escuchan ya los rumores sobre Theo James y Shailene Woodley desde que el británico se dejase ver en público con su novia Ruth Kearney, pero los fans de la saga Divergente siguen sin abandonar la esperanza ante la posibilidad de que Tris y Cuatro sean también amantes en la vida real. Esta fuerte conexión entre estos dos actores no tienen competencia en el resto de trabajos que ha protagonizado Woodley a pesar de que la norteamericana ha compartido escena con otros hombres con los que podría haber congeniado tanto o más que con James.

Shailene Woodley: 3 razones para no perdérsela en Snowden

Pero, según se apagan los rumores sobre Theo James y Shailene Woodley, surge en el horizonte una nueva historia de amor que protagonizará la actriz de Divergente junto a Joseph Gordon-Levitt bajo la dirección de Oliver Stone. Se trata de Snowden, un film que recoge la vida del informante de la CIA que filtró información confidencial del gobierno de Estados Unidos para poner en entredicho la estrategia de espionaje ciudadano a nivel global que escondían las fuerzas de inteligencia norteamericanas.

Una oportunidad clave para Shailene Woodley por tres razones. La primera es que esta gran producción podría ofrecerle la oportunidad de ganar un Oscar como actriz secundaria por su papel de Lindsay Mills en una película en la que el público y la crítica han depositado grandes esperanzas. La segunda razón es que su trabajo en este largometraje promete mantener a los fans de la actriz al borde de sus asientos en todo momento, ya que se trata de una historia en la que su pareja en el film sufre la persecución del gobierno más poderoso del planeta. Y por último, Snowden servirá para demostrar a otros directores lo versátil que puede llegar a ser Woodley, de forma que lleguen a su puerta nuevos y jugosos proyectos que supongan un reto interesante para ella. ¿Irás a verla al cine?