Shailene Woodley y Jennifer Aniston: sus estrategias para ganar el Oscar

Escrito por

Las actrices Shailene Woodley y Jennifer Aniston han comenzado sus campañas para ganar el ansiado premio Oscar a la mejor actriz. Te contamos sus estrategias para posicionarse como las mayores candidatas.

Cuando hace unos días Shailene Woodley recreó la escena de Bajo la Misma Estrella con Ansel Elgort como os mostramos en melty.es, la actriz no lo hizo por un ataque de nostalgia de una de las películas que más éxito le han valido, sino por una estrategia directa para hacer ruido y colocarse como una de las principales candidatas a llevarse el premio Oscar a la mejor actriz. Lo mismo sucede con Jennifer Aniston, que se encuentra inmersa en la carrera final para lograr la estatuilla dorada por su trabajo en Cake. Mientras que Woodley se marcaba un viaje a las montañas para encontrarse con votantes, la prensa y algunos de sus fans, Aniston tuvo un fin de semana muy ocupado promocionando su última película en un cine de Sundance Sunset y una presentación en el hotel Sunset Towers.

Shailene Woodley y Jennifer Aniston: sus estrategias para ganar el Oscar

Jennifer Aniston está irreconocible en Cake, un film con el que busca empezar desde cero retratando un problema muy extendido en Estados Unidos como es la adicción a los medicamentos. Las estrategias para lograr una candidatura a los Oscar en Hollywood pueden llegar a ser muy intensas y en la mayoría de los casos los actores no tienen nada que ver con la preparación de la campaña como demuestra Jennifer Aniston cuando un periodista de The Wrap le pregunta sobre sus futuras visitas para promocionar su carrera y la actriz declara que tiene menos conocimiento que la prensa sobre los sitios a los que la llevan, “simplemente voy a donde me dicen que tengo que ir, creo que me entero de lo que voy a hacer una hora antes de hacerlo”.

La actriz confiesa que nunca ha formado parte de este circo promocional para lograr una candidatura a los premios Oscar, “es un poco incomodo”, apunta la protagonistas de Cake. Aunque los profesionales de la interpretación detestan la fase promocional de sus películas, entienden que es necesario para hacerse ver en un terreno en el que es fácil pasar desapercibido independientemente de la calidad del trabajo. La lógica aplicada al Oscar a la mejor actriz planta una quiniela con Reese Witherspoon en 'Wild', Julianne Moore en 'Still Alice', Felicity Jones en 'The Theory of Everything' y Rosamund Pike en 'Perdida'. Pero muchas de estas candidatas podrían caerse de la lista al no encajar con el tipo de trabajos que premia la Academia, una oportunidad que podrían aprovechar Shailene Woodley o Jennifer Aniston. ¿Crees que tienen posibilidades?