Shameless temporada 6: ¡Apoteósica vuelta de los Gallagher a la pequeña pantalla!

Escrito por

Ocho meses de espera han sido más que suficientes para ver de nuevo a los Gallagher en acción. Fiona, Frank, Lip, Debbie y los demás vuelven a liarla en la sexta temporada de Shameless. ¡Te lo contamos todo en melty!

¡Comencemos por el final! El final de la pasada temporada, claro está. En la que pudimos ver como Fiona se casaba con Gus mientras se acostaba con Sean, su jefe. Siguiendo la escala familiar, Lip mantenía una relación con su profesora Helene, en la que extrañamente hasta su marido participaba. Ian, tras pasar un tiempo con su madre al fin se percata de que algo no marcha bien en su cabeza y decide volver a casa no sin antes pasar por un psiquiátrico y el pequeño de la familia, Carl, entra en la cárcel por jugar a los traficantes con su familia indirecta. Mientras, Debs se queda embarazada de Derek en un intento de formar su propia familia con el hombre que ama. To ya era bastante desastroso pero la sexta temporada de Shameless es capaz de superarse a sí misma y sacarnos una sonrisa con sus continuos enredos.

El tiempo pasa y los chicos se hacen mayores. Carl ha conseguido salir de la cárcel por buena conducta pero su comportamiento impasible y frío deja mucho que desear a los suyos. Más aún cuando mete en su casa a una de sus amistades poco recomendables. Ian vive en su mundo y alejado de la realidad por los medicamentos que toma a diario tiene que ser convencido a base de dinero para ir a ver a Mickey. Debbie pretendía salirse de la línea Gallagher y formar su propia familia feliz a los quince años con su novio del instituto. Para ello, miente a Fiona y todo se tuerce cuando Derek se muda a Florida sin dar señales de vida. Lip, tan cercano a los actos ceremoniosos, conoce al hijo de Helene mientras le da una paliza porque piensa que es su nuevo amante, mientras que su tutor de la universidad le intenta convencer de que se dedique a la docencia tras ver algo especial en el.

Los pesos pesados de la serie de Showtime no han cambiado un ápice desde el primer capítulo de la serie. Frank, desquiciado por la vida y alejado de formas y modales, sigue rondando por su casa a su antojo y masturbándose en el cementerio como si su rutina fantasma apaciguara la angustia de haber perdido a una de sus últimas víctimas. Sólo él sabe hasta cuándo llegará la próxima oportunidad para cambiar de opinión. Previsible a la par que sacrificada es nuestra querida Fiona, que parece haberse decantado por Sean y por una vida modesta trabajando en su cafetería. Pero no sólo de servir cafés vive nuestra protagonista y su jefe le ofrece ser su mano derecha en el negocio, lo que provoca la incomodidad entre sus empleados, además de algún que otro altercado. Los Gallagher han vuelto a nuestras vidas pero han aprovechado 2016 para venir bien acompañados, ya que a la sexta temporada de Shameless le acompañarán otras series emblemáticas como Pretty Little Liars o Expediente X. ¿Te ha gustado el estreno de Shameless?