Siria: Estados Unidos y Reino Unido planean un posible ataque

Escrito por

Estados Unidos analiza una posible acción militar con sus aliados internacionales pero las opciones de la Casa Blanca para proteger su credibilidad y castigar a Damasco son limitadas y cada una conlleva riesgos.

El Secretario de Defensa de los Estados Unidos, Chuck Hagel, ha señalado que el Pentágono está preparado para llevar a cabo cualquier operación militar que pueda decidir Obama en Siria. Se trata de una opción en respuesta al ataque con armas químicas supuestamente perpetrado por el régimen de Bachar Al Asad el miércoles a las afueras de Damasco. "El presidente Obama ha pedido al Departamento de Defensa que se prepare para todas las circunstancias. Lo hemos hecho y estamos preparados para llevar a cabo cualquier opción, si él decide utilizar una de esas opciones", dijo Hagel a los periodistas durante un viaje a Malasia. John Kerry, secretario de Estado, declaró que es 'innegable' que Asad usó armas químicas en Siria. "Durante cinco días, el régimen sirio se negó a permitir a los inspectores de la ONU el acceso al lugar del ataque, que lo habría exonerado", explicó Kerry, horas después de que un equipo de la ONU visitara la zona del supuesto ataque tras haber recibido autorización de Damasco. La Casa Blanca habló de "acción potencial" sin el respaldo de la ONU y recordó el compromiso internacional de hacer respetar la prohibición del uso de este tipo de armamento.

La discusión sobre si atacar o no a Siria reavivó un debate similar al ocurrido en 2003 en los meses previos a la invasión de Irak por Estados Unidos sin autorización de la ONU, cuando Washington justificó su acción en la existencia de armas de exterminio que era necesario neutralizar. A diferencia de aquella ocasión, Francia y Alemania, que se negaron a respaldar la guerra en Irak, insinuaron su disposición a participar de una campaña en Siria. También Reino Unido se postula como uno de los respaldos más relevantes a las ya nada implícitas intenciones de EEUU de atacar el régimen de Bachar al Asad. Este martes, el primer ministro británico, David Cameron, ha calificado el presunto ataque con armas químicas en Siria, que acabó con más de mil muertos, de "absolutamente aberrante" y merece una acción de la comunidad internacional. De hecho, ha revelado que el Reino Unido está barajando "una respuesta proporcionada".

Siria: Estados Unidos y Reino Unido planean un posible ataque - photo
Siria: Estados Unidos y Reino Unido planean un posible ataque - photo
Siria: Estados Unidos y Reino Unido planean un posible ataque - photo