Siria: Obama, cada vez más cerca de la intervención militar

Escrito por

La Comisión de Exteriores del Senado de Estados Unidos ha apoyado por 10 votos a 7 la intervención en Siria. Barack Obama se enfrenta a la aplastante impopularidad de su propuesta. 48% de los ciudadanos se opone a este ataque "limitado".

Tan solo tres votos han permitido que Barack Obama pase la primera prueba en su intento por sacar a flote la intervención militar en Siria. La comisión de Exteriores del Senado de Estados Unidos apoyó este miércoles por 10 votos a 7 la puesta en marcha de un ataque al gobierno de Bashar el Asad que serviría de reprimenda al asesinato de al menos 1.429 personas el pasado 21 de agosto en un suburbio de Damasco,La sombra del uso de gas sarín en la zona rebelde a las afueras de Damasco se ha convertido en el caballo de Troya del gobierno estadounidense, que insiste en la necesidad de una operación inminente y "limitada" que según Barack Obama no incluiría tropas sobre el terreno.

Pero la estrategia de comunicación del presidente estadounidense no ha sido recibida con el entusiasmo esperado. Tras más de una década de guerras en Irak y Afganistán, los argumentos de Obama no han logrado convencer a los ciudadanos de que el ataque a Siria es "humanitariamente obligatorio", y las encuestas realizadas durante los últimos días en el país desprenden cifras que alejan al gobierno del apoyo soñado. El sondeo realizado por el diario The Washington Post y la cadena de televisión ABC revela que tan solo el 29% de los estadounidenses está a favor de la intervención en Siria. El Centro de Investigación Pew arroja el mismo porcentaje de adeptos a la causa del gobierno americano, y revela que 51% de los encuestados piensa que este ataque "limitado" no logrará ninguno de los objetivos planteados por la Casa Blanca.

Vladimir Putin, por su parte, no cree que Bashar el Asad se haya servido de armas químicas para aniquilar civiles, e invita a Washington a encontrar pruebas que demuestren lo contrario. En una entrevista concedida al primer canal de televisión rusa y la agencia Associated Press, el presidente ruso no descarta el apoyo de la intervención americana, siempre y cuando ésta se llevase a cabo con el respaldo del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, una vez que la investigación del uso de dichas armas demostrase que es el gobierno sirio el autor de la masacre. La falta de consenso entre Barack Obama y Vladimir Putin encuentra sus orígenes en cuestiones de gran diversidad, entre las que se encuentran el avenir del desarme, o la acogida que el espía Edward Snowden ha encontrado en Rusia. Es por ello que el presidente de Estados Unidos intenta convencer a la comunidad internacional de la necesidad del ataque a Siria, aunque el escaso apoyo no traspasa la esfera privada.

El Consejo de Seguridad de la ONU espera los resultados de la investigación de los hallazgos recogidos en el suburbio de Damasco donde supuestamente tuvieron lugar los ataques químicos. Las pruebas están expandidas en diferentes laboratorios del mundo, y el estudio será llevado a cabo por la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPAQ), siempre bajo el cobijo de Naciones Unidas. BBC indica que el informe, que aportaría luz a un debate hasta ahora liderado por suposiciones, tardará entre una semana y 10 días en completarse. "Estoy bastante seguro de que se trató de un ataque químico, pero no estoy 100% seguro de que fuese gas sarín, sarín de mala calidad, otro agente o una mezcla de cosas", ha afirmado para el citado medio el doctor Ralf Trapp. La duda reside en la ausencia de síntomas como la contracción de pupilas o el temblor en muchos de los fallecidos tras el ataque en el cinturón agrícola de Ghouta, Damasco, vestigios comúnmente presentes en las víctimas de una explosión de gas sarín.