Sons of Anarchy temporada 7: Papa's Goods, ¡El final del viaje!

Escrito por

‘Sons of Anarchy’ ha llegado al final y lo ha hecho después de siete años de sangre y violencia desmedida. Analizamos el final de la serie en melty.es.

[ATENCIÓN. Este texto podría contener spoilers]. Siete años después, ‘Sons of Anarchy’ se despide de nosotros con un capítulo épico, cargado de emociones y con esa dosis de ternura que nos ha faltado durante los 91 episodios anteriores. Kurt Sutter quizá ha querido ser justo con su audiencia, recompensando todo el sufrimiento de estos años, y ha cerrado su obra con un final conservador, sin muerte ni sangre, pero quizá falto de esa esencia que ha caracterizado a la serie. A continuación en melty.es analizamos el final de ‘Sons of Anarchy’ y además te mostramos el spot del episodio final, ‘Papa’s Goods’.

Porque Jax lo dejó todo preparado para quitarse de en medio, asegurándose de que sus últimas acciones supondrían el final de la violencia en Charming y la seguridad de su familia y de su club. Una lección de responsabilidad cuando ya todo está perdido y no hay opción de redención. Porque después de acabar con la vida de su madre, Jax comprende que no puede esquivar durante más tiempo su naturaleza. Tiene que aprender a vivir con ello, pero, como es imposible vivir con la losa de haber matado a tu propia madre, decide zanjar todos los asuntos del club acabando con la vida de Barosky, August Marks y uno de los reyes del IRA. Como le dice a Chibs al informarle de que él tomaría el mando : “Un líder tiene que hacer todo aquello que desearía encargarle a otro”.

Finalmente sí existe una oportunidad para Abel y Thomas, que se van de Charming con Nero y Wendy para emprender una nueva vida en Norco, a salvo y lejos de lo que su padre un día fue. La despedida fue quizá el momento más tierno, cuando Jax besa a sus hijos y a Wendy, consciente de que jamás volvería a verles. Después de contarle a Patterson que Gemma fue la responsable del asesinato de Tara y que su cuerpo estaba junto al de Wayne Hunser en la casa de su abuelo en Oregón, se autoinculpa del asesinato de ambos, además de los anteriormente comentados, por lo que ya no existe una oportunidad para él.

Por eso decide montar por última vez antes de poner fin a su vida. A lomos de la moto de su padre, donde comenzó todo, en la carretera en la que este perdió la vida. Jax confiesa al final que “un buen padre y un buen delincuente no pueden convivir dentro del mismo hombre”, justo antes de emprender una huida mientras es perseguido por una gran comitiva de coches y motos de policía. Una última cabalgada para encontrar la muerte en el camión del entrañable Milo, aquel que llevó a Gemma en el anterior capítulo. La sonrisa de Jax antes de morir refleja que se va en paz consigo mismo y nos ofrece un final tranquilo para ‘Sons of Anarchy’ que no concuerda demasiado con el resto de la serie. ¿Qué valoración haces del final de 'Sons of Anarchy'?