Taylor Swift y Naomi Watts: ¿Quién dijo que el amarillo daba mala suerte? 

Escrito por

Su calidez y vivacidad representan la alegría pero a la hora de vestir, el amarillo no ha sido siempre el mejor amigo de una mujer. Difícil de aceptar por el ojo humano, hoy en melty.es te damos algunas claves para sacar el lado más positivo de este tono.

El amarillo es sinónimo de alegría, dinamismo, felicidad... Relacionamos este color con el verano, los días de sol y parece que nada que tenga que ver con él puede resultar negativo. Sin embargo, este ha sido siempre un color bastante complicado a la hora de vestir y se ha llegado incluso a decir de él que, especialmente en los grandes eventos, da mala suerte. Si bien es cierto que su fuerte tonalidad resulta chocante para el ojo humano y que el hecho de combinarlo con otras prendas no es siempre tarea fácil, el amarillo es un color que puede hacernos destacar y acertar si tenemos en cuenta algunas directrices. Taylor Swift o Naomi Watts se dieron cita esta noche en una de las grandes fiestas del cine y, ¿adivináis cuál fue el color que eligieron para sus vestidos ?

La autora de Shake it Off, Taylor Swift, acudió a la fiesta que se celebró después de la gala de los Globos de Oro con un precioso vestido de escote corazón, de la firma Jenny Packham. A diferencia de otras muchas invitadas, que optaron por el rojo, la pedrería o el siempre correcto color negro, Taylor, que se ha convertido en un referente mundial de estilo, se decantó por el color 'de la mala suerte', el amarillo. Pero lejos de cumplir con esta profecía, la cantante brilló al acompañarlo con un clutch y zapatos de Jimmy Choo y una discretas joyas de Lorraine Schwart. ¿Acierto ? Totalmente.

Pero Taylor Swift no fue la única valiente de la noche que se atrevió con este color. Naomi Watts no optaba a ningún premio, pero su pareja sí; tal vez porque la ocasión lo merecía más que nunca, la actriz se enfundó en un vestido recto de Gucci, con cinturón en la cadera y un pequeño detalle de brillantes en el cierrre; zapatos de Giuseppe Zanotti y un magnífico collar de diamantes 'serpiente' que competía en protagonismo con el oclor del vestido. Leslie Mann también apostó por este color, con un vestido de paillettes de Kaufmanfranco. Y tú, ¿te atrevería con este color?