Rock en Seine 2015: ¡Superhéroes del rock vistos en París! (Día 1)

Escrito por

La primera noche del Rock en Seine de París nos ha dejado un gran sabor de boca, a cargo de héroes de los escenarios como The Amazing Kasabian, Franz Ferdinand vs Sparks, y los Power Offspring, leyendas del rock que han hecho vibrar a más de 100.000 personas ¡Espectacular!

¡El rock ha muerto! Esta es una de las frases que más se ha popularizado en el mundo de la música en las últimas décadas, y siempre ha habido (y los habrá), encargados de demostrar que dicho género está más vivo que nunca, o más bien, dicha actitud, porque al fin y al cabo, es esto lo que cuenta para garantizar un espectáculo 100% rock. En la noche de ayer viernes, los encargados de deleitar al público parisino con su potencia sobre el escenario eran, a la cabeza, tres veteranos superhéroes del rock, que si bien no son exactamente The Amazing Spiderman, ni Batman, ni Superman, grupos como Kasabian demostraron que en escena tienen un poder igual o superior al de nuestros héroes habituales favoritos. En melty estuvimos allí para contarlo, y os aseguramos que fue ¡un verdadero show!

El primer héroe encargado de caldear la tarde fue la combinación de dos grupos, una especie de Batman vs Superman que unía a un clásico de nuestra generación como Franz Ferdinand, creador de grandes orgasmos musicales como 'Take me out', y Sparks, banda formada a finales de los '60, cuyos supervivientes, los hermanos Mael, dieron buena nota de que a pesar de tener 60 años, se puede seguir manteniendo una voz de primer nivel como la del vocalista Russell Mael, así como un gran sentido del humor (y del espectáculo) como Ron Mael, teclista que sorprendió a todos estando rígido y serio durante todo el concierto, y en un momento del concierto levantarse y lanzarse a bailar como si tuviese 15 años ¡Simplemente genial! Una buena combinación que, como ellos mismos se encargaron de matizar, "esto no es una colaboración" (con una canción que repite hasta la saciedad esta frase). Como era de esperar, los grandes momentos de la noche fueron cuando sonaron dos de los temas cumbre de Franz Ferdinand, el ya nombrado 'Take me out', y 'Do you want to'. Aunque supo a poco para los fans de la banda escocesa, hay que reconocer que el show estuvo genial.

Si Franz Ferdinand and Sparks son fruto de las ganas de innovar, divertirse, y hacer algo diferente, los californianos de The Offspring son todo lo contrario ¿Y quién dijo que esto fuese malo? A pesar de que solo han sobrevivido al cuarteto inicial el vocalista Dexter Holland, y el guitarrista 'Noodles', la dupla de punk-rockeros americanos demostró, con la ayuda de sus nuevos batería y bajista, su guitarra de refuerzo, y más de un sampler tanto en la música como en las voces, que siguen muy en forma. Como si de un viaje hacia finales de los '90 se tratase, Dexter y los suyos desenfundaron todos sus clásicos para deleitar a un público deseoso de temas como 'All I want', 'Americana' o 'Want you bad', así como su tema elegido para finalizar el show 'Self Esteem'. ¡Todo un ejercicio para nostálgicos!

Por si fuera poco con estos dos gigantes de la música, los encargados de cerrar el primer día de festival fueron los chicos de Kasabian. ¡Menuda banda! Ante miles de personas muy entregadas que saltaron, corearon y gritaron hasta el final (incluso cuando la banda se fue, continuaron cantando al unísono la melodía de Lost Soul Forever), demostraron ser pura leyenda. Muy naturales, explosivos, y a su vez deliciosos, la banda británica dio una master class de espectáculo de rock mezclado con sus tintes particulares de electro. Los que en su momento fueron catalogados como sucesores de Oasis ya hace muchos años que vuelan solos, y eso se pudo comprobar a cada canción de su repertorio, en el que además contaron con versiones de The Doors ('People are strange') y Fatboy Slim ('Praise you'), además de sus clásicos como 'Club Foof', 'Fire' o el propio 'L.S.F.' Un concierto imprescindible ideal como guinda de pastel a una noche francamente brillante. ¿Qué te parecen estos tres superhéroes?