The Avengers, Spiderman y X-men: tres de las peores muertes del cómic a la gran pantalla

Escrito por

Repasamos tres de las peores muertes en adaptaciones de cómics a la gran pantalla: Gwen Stacy, Cíclope y Quicksilver.

La muerte es un factor común y reiterado en los cómics, sobre todo porque, como el ave fénix, los personajes son devueltos a la vida con bastante frecuencia. No obstante, cuando la acción se traslada a la gran pantalla, el fin de la vida tiene un carácter más definitivo. Hoy, en melty, hemos querido rescatar tres de las muertes más impactantes en adaptaciones cinematográficas de libretos. Cuidado porque, obviamente, hay spoilers por delante. GWEN STACY. A pesar de que los fans del cómic sabían de su existencia, todavía no podemos creer cómo los productores de Amazing Spider-Man 2 tuvieron agallas de matar a Gwen Stacy. En los cómics, el fracaso del hombre araña en salvar a su novia del Duende Verde es una historia clásica y el fin de lo que llaman la época dorada del libreto. No obstante, la sorpresa vino cuando Marvel introdujo una realidad alternativa llamada Spider-Gwen. No es otra cosa que un universo paralelo en el que la joven fue mordida por una araña y convertida en superhérore.

QUICKSILVER. Uno de los aspectos más confusos sobre el Universo Cinematográfico de Marvel son los derechos de uso de sus personajes. Dado que los cómics están todos conectados, muchos aparecen por primera vez en series separadas, pero se convierten en grandes partes de otros. En Quicksilver tenemos un ejemplo. Cuando X-Men sigue siendo propiedad de Fox, este fue un giro inesperado. Resulta que el personaje podía ser utilizado por ambos estudios, Fox y Marvel, pero no sería interpretado por el mismo actor y cada estudio sólo podía referirse a ciertas partes de su historia. La versión X-Men de Quicksilver nos gustó, y cuando éste entró a formar parte de la secuela Vengadores, los fans tenían curiosidad por ver cómo Marvel lo transformaría. El resultado fue que tuvo un papel sin importancia y lo mataron al final de la película. Él se sacrifica para salvar a Ojo de Halcón y un niño pequeño, a la escena le faltó emotividad.

CÍCLOPE. Fox no podía esperar para producir la tercera cinta de X-Men y, por desgracia, el director Bryan Singer quiso hacer Superman Returns antes de otra película mutante. En lugar de retrasar su producción, Fox contrató a un nuevo director. En primer lugar trajeron a Matthew Vaughn, que abandonó el proyecto antes de que las cámaras comenzaron a rodar. De modo que Brett Ratner fue contratado en el último minuto. El resultado fue un verdadero desastre, al menos en lo que a la muerte de Cíclope se refiere. Es cuanto menos rara, porque la película es una adaptación de la historia de Dark Phoenix, donde se supone que Cíclope es un personaje importante. En la versión para la gran pantalla decidieron deshacerse de él y utilizar a Wolverine, principalmente por la importancia de Hugh Jackman. Así que, en lugar de que la relación de Cíclope y Jean fuese la trama principal, los productores decidieron pasar a otra historia.