The Vampire Diaries: Elena Gilbert, un papel que no estaba destinado a Nina Dobrev

Escrito por

A pesar de que parece que el papel de Elena Gilbert en The Vampire Diaries fue hecho a medida para Nina Dobrev, lo cierto es que la actriz no era la primera opción que barajaban los productores de la serie en un principio.

Tras cinco años dando vida a la dulce Elena Gilbert en The Vampire Diaries, resulta difícil imaginar a alguien que no sea Nina Dobrev interpretando este personaje. Gracias a esta serie, la actriz de origen búlgaro consiguió su primer papel protagonista, convirtiendo su rostro en uno de los más conocidos de la televisión estadounidense. Ahora, junto a Ian Somerhalder forma en The Vampire Diaries una de las parejas más queridas de la pequeña pantalla, a pesar de la tensa relación que une a ambos actores en la actualidad. Aunque pueda parecer que el papel de Elena Gilbert se hubiera hecho a la medida de la actriz de 25 años, lo cierto es que Nina Dobrev no fue la primera opción que los responsables de la serie barajaban para la protagonista.

Nina fue una de las muchas actrices que se presentaron al casting para The Vampire Diaries, entre las que también se encontraba la actriz y cantante Ashlee Simpson, la hermana pequeña de la cantante Jessica Simpson. La web estadounidense E ! Online señala que fue Ashlee la actriz que más gustó en un principio a The CW, la cadena que emite la ficción sobre vampiros. No obstante, un segundo visionado a la audición que realizó Nina Dobrev acabó por convencer a los productores para que ella fuera quien diera vida finalmente tanto a Elena, el gran amor de Damon Salvatore, y como a Katherine, la villana por excelencia de The Vampire Diaries.

“La cadena se decantó en un principio de Ashlee Simpson… pero Nina nos envió un DVD. Al día siguiente pensamos que deberíamos ver de nuevo el vídeo de Nina. Le enseñamos a Peter Roth (uno de los responsables de la cadena The CW), y Peter vio la cinta y sólo dijo ‘es ella’”, explicó en un evento de The Vampire Diaries Marcos Siega, uno de los productores de la serie. Por su parte, Nina Dobrev ha asegurado en más de una ocasión lo afortunada que se siente por haber sido la escogida entre tantas actrices. “Creo que la mitad de Hollywood hizo audiciones para los papeles de la serie. Imagino que algo hice bien, porque aquí estoy”, declaraba a E ! Online. Así pues, mientras Ashlee Simpson acabó formando parte de la secuela de la serie Melrose Place sin mucho éxito, Nina Dobrev se convirtió en una de las grandes estrellas de la televisión.