The Vampire Diaries temporada 7: los peores datos de audiencia de su historia sin Nina Dobrev

Escrito por

El estreno de la séptima temporada de The Vampire Diaries la semana pasada tuvo unos pésimos datos de audiencia en EE.UU. ¿Peligra la continuidad de la serie?

Se puede decir que la serie The Vampire Diaries no está atravesando su mejor momento. Es algo que ya se veía venir, después de que Nina Dobrev anunciara antes del final de la sexta temporada que abandonaba la serie, después de seis años dando vida a Elena Gilbert, una de las tres protagonistas. Como ya intuían muchos, la marcha de la actriz ha traído una bajada importante en la audiencia de la séptima entrega. A pesar de haber introducido a nuevos y escalofriantes villanos y haber conseguido hacer más o menos creíble la marcha de este personaje crucial, el estreno de lo nuevo de The Vampire Diaries que se vio el pasado 8 de octubre no consiguió las cifras de audiencia esperadas.

De hecho, este episodio titulado ‘Day One of Twenty-Two Thousand, Give or Take’ fue seguido en directo por 1,37 millones de espectadores en los Estados Unidos, un 0,6% de cuota de pantalla, lo que supone el peor registro de audiencia de una premiere de la serie de The CW en sus siete temporadas. El segundo episodio, que se emitió esta semana, remontó algo, aunque de forma muy poco significativa, con 1,40 millones de telespectadores siguiendo las nuevas aventuras de Damon Salvatore y compañía. Habrá que esperar a ver cómo evoluciona el resto de la temporada de The Vampire Diaries, cuya trama se ha puesto más que interesante.

No obstante, hay que señalar que aun cuando Nina Dobrev estaba en la ficción, el dato de audiencia del estreno de la temporada 6 no fue del todo bueno. 1,81 millones de personas vieron la premere del año pasado, mientras que la primera temporada, emitida en septiembre de 2010, tuvo un seguimiento de 4,91 millones de espectadores. Desde entonces, la audiencia de The Vampire Diaries ha ido descendiendo de forma progresiva, hasta alcanzar los mínimos históricos de hoy en día. Estas cifras son más que preocupantes y seguro que harán replantearse a sus responsables un cambio en la estrategia e incluso la continuidad de la serie, cuya octava temporada parece peligrar. ¿Crees que la serie debe acabar esta temporada?