Top Chef tercera temporada: despedida sorpresa de Montse, la más veterana, con Oriol inmune

Escrito por

Top Chef vivió anoche un nuevo programa con Oriol en estado puro y con una marcha inesperada de un concursante que nadie creía que se fuera a ir. ¡Te lo contamos todo!

Como ya te contamos en el avance de Top Chef, las palabras de Chicote hacían presagiar una marcha inesperada. Y de hecho, así fue ya que la concursante que dejó sus cuchillos y se marchó anoche del programa fue Montse. Sin duda alguna, esta cocinera veterana y con mucha experiencia y reconocimiento estaba entre las favoritas del público y fue una gran sorpresa su marcha. Quizás, si este año repiten la fórmula de la repesca podamos ver de nuevo cocinar en el concurso a esta chef, que cuenta incluso con una estrella Michelín. Por su parte, Oriol consiguió la inmunidad, algo que hace varios programas decía que no necesitaba y no quería, pero que ayer recibió con los brazos abiertos porque cada vez las cosas se vuelve más complicadas.

Más vídeos en Antena3

Chicote ha probado todos los platos de pimientos rellenos de los concursantes y dudaba entre el de Oriol y el de Alejandro. Finalmente fue Oriol, de quien ya te enseñamos sus 10 vídeos más tensos en Top Chef, quien se llevó el privilegio y siguió en esta línea: “la quiero para acallar bocas, sobre todo a Sergio y porque cuando tengo el power alguno podrá salir escaldado”. Tras esa prueba, Top Chef visitó Triana para la prueba por equipos y donde Oriol tenía una ventaja añadida, elegir al pinche de cada equipo dejando claro que va a por Sergio y es fan número 1 de Montse. Los equipos contaban con un pinche de Sevilla para cocinar con los ingredientes que hubiera en su casa. Sin duda, fue una prueba compleja, los jueces criticaron la falta de liderazgo de Mari Paz y finalmente el equipo que fue a la eliminación fue el naranja formado por tres pesos pesados: Marcel, Mari Paz y Montse.

Más vídeos en Antena3

La cerveza era clave en la Última Oportunidad esta semana en Top Chef, y para sorpresa del jurado y también de los espectadores, Montse, la cocinera más veterana de esta edición hizo el plato que menos gustó. Su elaboración con cerveza y mejillones no terminó de convencer. El momento de la despedida fue muy dramático, ya que la cocinera se emocionó (y nos emocionó a todos) con sus palabras: “estoy en un momento muy malo por la muerte de mi madre, todo lo que hacía aquí era por ella y al final he fallado”. Montse, además, reconoció también que “no me he sentido arropada por mis compañeros y me ha podido la presión”. Sin duda fue toda una sorpresa y en el almacén no pudo contener las lágrimas. ¿Esperabas la expulsión de Montse?