True Detective temporada 2, capítulo 6: sexo, huída y el éxtasis de Rachel McAdams

Escrito por

Colin Farrell y Vince Vaughn frente a frente, armados. Paul Woodrough dando una vuelta a su personaje y Rachel McAdams infiltrándose con en una fiesta. El final se acerca, pero la serie no termina de arrancar.

Seguimos esperando a True Detective. La auténtica realidad es que esta podría ser la conclusión del review que vamos a relatar en melty, ya que a falta de dos episodios para que termine la temporada, es evidente que algo no consigue arrancar. Las redes sociales se han convertido en el termómetro ideal para medir las sensaciones y, la tónica general, indica que hay bastantes espectadores decepcionados a los que se le está atragantando esta segunda entrega. Habíamos anunciado previamente que el capítulo 6 de True Detective temporada temporada 2 iba a regalarnos un enfrentamiento entre Ray Velcoro (Colin Farrell) y Frank Semyon (Vince Vaughn) muy interesante. No era mentira, la tensión se ha mascado desde la primera escena y el episodio ha finalizado con un par de escenas muy interesantes, pero la trama sigue sin fluir. ¿Por qué?

El inicio ya es desalentador, aunque también muy predecible. Velcoro y Semyon cara a cara, sentados, con pistolas bajo de la mesa. El ex policía quiere aclarar el ‘error’ de su jefe a la hora de darle un nombre, el del violador de su ex mujer. Ray ‘vendió su alma’ para siempre asesinando a la persona equivocada, pero Semyon se desentiende. Finalmente, ambos terminan aclarando la situación y ‘siguen juntos’ la cruzada por encontrar a Irina Rulfo, una joven relacionada directamente con Caspere. ¿Acaso alguien pensaba que iba a haber un tiroteo entre ambos ? Los dos están condenados a entenderse y el camino empieza a apuntar a los mexicanos, algo que ya apuntamos en el capítulo 5 de True Detective temporada 2.

Por otra parte, Paul Woodrough (Taylor Kitsch) es el que mejor está evolucionando en True Detective y se convierte en el salvador de Ani Bezzerides (Rachel McAdams), que se hace pasar por su hermana para colarse en una fiesta. Para encontrar a la chica que buscaba decide 'convertirse' en prostituta por una noche, asumiendo las consecuencias, incluido el tomar éxtasis. Antes, Velcoro había llegado al máximo nivel de decadencia aceptando que su hijo pasa de él, sumiéndose en un pozo de alcohol y cocaína en una escena bastante cruda. Por suerte, la acción le hace ‘despertar’ y junto a Paul terminan sacando con vida a Bezzerides de la fiesta, escapando con la otra joven en una huída 'hitchcockiana' y encontrando unas pruebas que apuntan hacia el asesino de ‘Caspere’ y el organizador de toda la trama. ¿Creéis que al final se resolverá este caso?