True Detective temporada 2: episodio 2, ¡Corrupción, sexo, palizas y sorpresas!

Escrito por

Rachel McAdams dirige la investigación por el asesinato de Caspere, cabeza de una trama corrupta. Colin Farrell es el otro detective, podrido hasta la médula al igual que Vince Vaughn. Pero, ¿aquí quién se salva ?

El primer episodio fue lento, tedioso e incluso eterno en la clásica manera que tiene HBO para introducir a sus personajes, pero terminó lleno de interrogantes y nos dejó con la miel en los labios con el final. Bien, pues el segundo capítulo ha empezado resolviendo incógnitas, metiéndonos de lleno en la trama y se ha despedido con un cierre que nos ha dejado boquiabiertos. ¿Lo habéis visto ? Dentro de la historia principal, que se va contando a través de cuatro personajes principales, esta semana ha adquirido un poco más de peso el detective Ray Velcoro, al que interpreta Colin Farrell. En melty os dimos hace unos días los secretos de True Detective y, en concreto, los de este detective del condado de Vinci.

El detective Velcoro está podrido, tanto por dentro como por fuera. Su vida familiar está cerca de desmoronarse, puede no ver nunca más a su hijo y todo el mundo sabe que es un policía corrupto. Él, que se aprovecha de esta condición, parece que tiene la conciencia algo removida. Tras el asesinato de Caspere en el primer episodio, pieza central de la investigación, Velcoro queda a las órdenes de la detective Ani Bezzerides, a la que interpreta una espléndida Rachel McAdams. Junto a Leven Rambin y Adria Arjona, forman el trío de actrices más importantes de True Detective temporada 2. Esa muerte que tratan de resolver juntos se vuelve importante porque el Estado de Los Ángeles, el alcalde y Frank Semyon (Vince Vaughn) estaban involucrados en unos negocios que se acaban de torcer. Lo que parece un simple caso de asesinato por negocios adquiere una mayor profundidad cuando nos fijamos en la personalidad psicológica de los personajes, ya que todos ocultan algo de su pasado.

“¿Debo resolver el caso, o no ? ” Esta pregunta se la hace Velcoro al alcalde; poco más que añadir. Como si de un caso de corrupción español se tratase, el detective que interpreta Colin Farrell se mueve entre los intereses de la policía, el gobierno y las presiones de Semyon, al que había estafado Caspere antes de que lo mataran. ¿Hacia dónde debería tirar ? Removido por la conciencia, Ray le confiesa a Ani que todos están involucrados en esta trama corrupta y que les han puesto a ella y a nuestro cuarto protagonista, Paul Woodrugh (Taylor Kitsch), para “molestar”. Este gran culebrón policiaco se ve muy bien reflejado por una imagen de las carreteras de L.A., un caos absoluto que funciona como metáfora del lío que tienen todos los personajes en su cabeza. Además, el capítulo cierra con un susto brutal del que preferimos no 'spoilear' mucho. ¿Qué pasará? ¡Melisandre, ven a nosotros!

Fuente : HBO