Tus Muertos Vivientes: 5 lecciones que debe aprender Fear The Walking Dead de la serie original

Escrito por

Los creadores de The Walking Dead tienen una oportunidad de oro para enmendar los errores que han cometido en las 5 temporadas de la serie original gracias al reinicio que supone Fear The Walking Dead, un spin-off que se mueve entre la revolución absoluta y el fracaso inminente.

Todavía estamos esperando confirmación de la nueva pareja gay de The Walking Dead que soñamos en Tus Muertos Vivientes la semana pasada gracias a la genial foto de Entertainment Weekly. Lo que sabemos seguro que llegará el próximo 23 de agosto es un spin-off que no termina de convencer a los fans de Rick y compañía pero que puede dar el campanazo si logra aprender de los errores y aciertos de la serie original. Lo primero que tienen que cuidar es el carácter de los personajes, ya que con los protagonistas del show de zombies más popular hasta el momento hemos aprendido que importa más que dos personajes se enrollen que sea mentira lo de que hay una cura al final del camino.

Hay muchas cosas que puede copiar Fear the Walking Dead de la serie original antes de lanzar su propia cerveza como la que la que analizamos en Tus Muertos Vivientes hace un par de semanas. Es muy importante que, ya que no está Rick 'Grimas' en Los Ángeles, se acabe la dictadura del sheriff y que las ideas que planteen el resto de supervivientes se tengan en cuenta. Ya está bien de que cada vez que alguien abre la boca para proponer un plan, el padre de Carl le corte el rollo diciendo que eso no va a funcionar. Hablando del niño del sombrero marrón, la lección más importante que debe aprender el spin-off es que la existencia de ese chaval debe evitarse a toda costa. No más niños en la edad del pavo, por favor.

En cuarto lugar, nos gustaría que Fear The Walking Dead no escatimase a la hora de mostrar aniquilamientos de zombies que sean de una ejecución original. A todos nos gustó cuando, en la temporada 5, Daryl enganchó una cabeza de un zombie para quitarse de encima a un policía del hospital, pero al final el ochenta por ciento de las muertes siguen siendo de cuchillazo en la cabeza y eso aburre cosa fina. Por último, aunque entendemos que todo esto de que se genere una epidemia zombie en Los Ángeles no es una cosa bonita de vivir, esperamos que el sentido del humor esté presente, porque una serie de walkers sin risas es como si le quitas ese Cheeto que tiene Abraham como bigote. ¿Crees que será un éxito o un fracaso?